Make your own free website on Tripod.com








Domingo Alberto Rangel M.

Estimado Henry Ramos: ¡Los Liberales no necesitamos consejeros socialistas!














Domingo Alberto Rangel M.





3erPolo
















domingoinformal11.jpg

 
 
 

Un creyente en las brujerías podría jurar que durante la madrugada post referendo alguien enmabitó al Presidente de Acción Democrática.

Como se recordará en ese extraño amanecer los directivos de la Coordinadora no habían preparado algo que pareciera una fiesta para celebrar el triunfo y la escuálida rueda de prensa organizada a las carreras para responderle al doctor Carrasquero no fue encabezada por el gobernador Mendoza, como hasta ese momento se estilaba, sino que curiosamente el vocero de la CDV en esa triste ocasión fue Henry Ramos Allup a quien sacaron de emergente para anunciar que nos ganaron, pero con fraude.

Y digo curiosamente enlazando lo dicho con la presunta brujería que le cayó a Henry Ramos porque nadie esperaba que en una madrugada que se anunciaba gloriosa quienes por dos años habían secuestrado a la CDV dejaran hablar a un diputado adeco a quien antes no lo dejaban acercarse a la tarima para no hablar de coger el micrófono.

Tampoco era de esperar que un veterano de todas las batallas políticas se echara encima la capuchina que por ley le correspondía más a otros que al diputado Ramos Allup.

Como se recordará a pesar de que AD aún es la organización más sólida en la oposición, a un orador coherente como Henry Ramos Allup no le habían permitido hablar en el mitin de cierre antes del revocatorio y casi nunca lo incluyeron como orador en los actos públicos de la CDV, salvo cuando no quedó más remedio en razón al tema tratado o cuando como lo presentaban como el jamón del emparedado, entre uno y otro vetusto representante de la Cuarta república.

Es que a pesar de las múltiples exclusiones que sufrieron los adecos en el seno de la CDV, en algunas ocasiones no quedó más remedio que dejar el papel de vocero a Ramos Allup en el entendido que los disminuidos biznietos de Rómulo Betancourt tienen más diputados en la Asamblea Nacional que cualquier otra fuerza de la oposición y era lógico que tomara la palabra el Presidente del partido blanco ya que el gordo Marín a su vez había sido excluido del otrora partido del pueblo por el propio Ramos Allup.

Bien, el problema estriba en que el presunto hechizo que afecta al diputado Ramos Allup, sigue haciendo efecto a tres semanas de haberse presentado los primeros síntomas.

Ahora el Secretario General de AD quien en el fondo está loco porque lo inviten al diálogo con el Presidente, quizás porque recuerda que en ocasiones similares, durante la Cuarta república, los asistentes a este tipo de diálogos salían con premios de consolación, quizás partiendo de semejante equívoco Henry Ramos Allup pretende que para asistir a ese encuentro hay que pedirle permiso a una CDV cuyos directivos no tuvieron los testículos, la honradez y el apego a las normas democráticas para consultar la torta que pusieron en la madrugada del 16 de agosto.

Tal vez por eso Henry ahora amenaza con Argamedones que mejor los debió reservar para el "día después" del revocatorio y afirma que "la oposición debe escoger a sus representantes".

Es decir a él, Enrique Mendoza y alguna guinda a manera de comparsa. ¿Acaso los millones de venezolanos que votamos SI, votamos por ellos? ¿O fue contra Chávez, y a pesar de ellos?

A una persona como uno, que desde el comienzo está en la oposición, que lleva mucho tiempo tratando de diferenciarse no solo del despelote actual sino de la porquería que caracterizó a la Cuarta república, no le queda otra salida que decir ¿desde cuando un liberal necesita consejeros socialistas?

¿Desde cuando para hablar con un tercero se necesita el consejo de los adecos o de los directivos de la CDV?

No juegue Henry, si es para que hablen los que ahora están en el poder, con los que se quedaron por fuera, que los socialistas y estatistas escojan sus representantes, en eso uno no se mete, pero para hablar como liberales solo uno y basta.

Si se va a hablar claro habrá que coincidir con Chávez en que es mejor que en ese diálogo no esté presente la Cuarta república.

¿Para que si no hacen falta?

El diálogo, si es que llega a darse porque así como uno puede aceptar igual puede reservarse el derecho a declinar la oferta, no tiene sentido sino bajo tres condiciones.

Una que sea para explorar posibles coincidencias que no quiere decir peticiones o ñemeo.

Dos, que estas coincidencias posibiliten mejoras para la gente común y corriente, especialmente para las que nos escucharon cuando dijimos, porque quien escribe estas líneas lo dijo y por mucho tiempo, que se debía aprovechar la posibilidad del revocatorio y votar por el "SI" contra un gobierno en el que la mayoría de la población se ha empobrecido.

Y finalmente que el diálogo se de entre fuerzas que representen o estén dispuestas a representar el futuro.

Henry Ramos y la propia CDV son en si mismos la representación de añejas Gacetas Oficiales.

Todos son exponentes de viejos nombramientos para cargos en los cuales uno debe suponer que han fracasado.

¡De otra manera no estaría Chávez en Miraflores y Henry Ramos y los restos de la CDV gritando "Fraude" para evitar que la gente sencilla les pida cuentas por su monumental fracaso!

¡Así las cosas!
















3erPolo