Make your own free website on Tripod.com








Domingo Alberto Rangel M.
La entrega de firmas fue un éxito rotundo: ¡Se hace camino al andar!













Domingo Alberto Rangel M.





3erPolo
















La inmensa manifestación que sirvió de marco a la entrega de las firmas fue al mismo tiempo similar y diferente a las escenificadas en Caracas durante el paro.

Similar a otras quizás por la escenografía, por las ocurrencias de la gente que sin proponérselo competían unos y otros por llevar los carteles y pancartas más originales, por el colorido de banderas y los sonidos de pitos y maracas.

 Hubo sin embargo algo que diferenció la marcha del 20 de agosto de las anteriores y no fue solamente el tamaño de la misma, gigantesco desde luego, y logrado sin mayor ayuda de los canales de la televisión privada y en un mes en el que los estudiantes están de vacaciones y la ciudad menos congestionada.

FUE UNA MARCHA CIVICA

A diferencia del paro esta marcha fue cívica, pacífica y unitaria.

Nunca hubo la intención de "seguir a Miraflores" como el 11 - A del 2002.

Tampoco la muchedumbre estaba en ánimo de hacerle caso a los provocadores que pedían "ir al CNE" a confrontar los escasos seguidores del gobierno que frustraron sus intensiones belicosas cuando se entregaron las firmas a primeras horas de la mañana.

El 20 de agosto la gente marchó para exigir derechos consagrados en la Constitución.

¡Nada más!

Eso es un paso adelante que deja atrás los primitivos e irresponsables llamados a "pronunciamientos militares" o las invocaciones a una rebelión sin contenido, que en muchos casos apenas enmascara actitudes irreflexivas cuando no "haladas por los cabellos", o "poses heroicas" de quienes con fines torvos pretenden acabar con la democracia invocando la Constitución en artículos diseñados para preservar el método de elegir gobernantes de manera incruenta, que eso es la democracia sea "representativa" o "protagónica", lo mismo es.

NI EL 350 NI EL 333

El 20 de agosto las masas opositoras no invocaron ni "el 350" ni "el 333" y solo se habló de una fecha:

¡La del referendo!

¡Fue un salto cualitativo!

A partir de la entrega de las firmas, y a pesar de los obstáculos que faltan por salvar, gracias a ese salto cualitativo es factible vislumbrar la posibilidad de un cambio en Venezuela.

Antes del 20 - A no existía tal posibilidad porque la oposición no tenía rumbo cierto más allá del "Chávez, vete ya", que cada quien lo podía interpretar como mejor le cuadrara a sus intereses particulares, como se vio durante el bochornoso incidente que ingresó a la historia como "la carmonada".

Bien, hemos dado un paso adelante.

¿Qué sigue?

¡Seguir avanzando!

¿Hacia donde?

¿A dónde va a ser en un país donde la gente trabajadora y decente está arruinada y solo los "enchufados" de la política pueden prosperar?

Venezuela debe marchar buscando la misma prosperidad que logran los pueblos cuando se dan gobiernos serios y la ciudadanía se dedica a crear riquezas en vez de esperar que la politiquería y los gobernantes de turno le den todo al habitante, desde la cuna hasta la urna, como sucede por ejemplo en la Cuba comunista!

¿Cómo se avanza hacia esa meta?

Como se ha venido haciendo, poco a poco, evitando caer en provocaciones tanto de los extremistas del gobierno como de los extremistas que militan en bandos enfrentados a Hugo Chávez.

Exigiendo debate de ideas y evitando confrontaciones personales.

EL REFERENDO NO ES UN CANDIDATO

Unica exigencia: Tener claro que ni el problema es Hugo Chávez porque el Presidente solo es un obstáculo, ni el referendo es un candidato porque ese paso no es otra cosa que una oportunidad para cambiar que nos brinda la Constitución.

Necesitamos allanar todos los obstáculos y aprovechar todas las oportunidades para cambiar en paz todo lo que se tenga que cambiar.

El siguiente paso es recabar más firmas si fuese necesario, pero eso es una pequeñez que salvaremos sin mayores dificultades y en eso no debemos enredarnos.

Tampoco se debe olvidar la política y habrán conversaciones con los rectores designados para integrar el Poder Electoral y allí nuevamente puede aparecer el peligro que significan los periodistas y locutores metidos a políticos, quienes por buscar el aplauso fácil de sus seguidores más talibanizados, seguramente insultarán desde sus programas a los rectores del CNE -sean quienes sean los escogidos-.

LA UNIDAD

Pero todo eso es "carpintería".

Lo vital en la oposición es mantener la unidad dentro de un marco programático en el que se comience la "remada para atrás" que significa desmontar el andamiaje legal sobre el cual acumulan poder y prosperan los integrantes de la coalición de vagos y malandros que se han repartido el país en las últimas décadas... mientras la gente decente y trabajadora o se arruina o se marcha a otras tierras porque en estas los poderes establecidos obstaculizan la creación de riqueza y todos estamos ahora más pobre que nunca.

Para eso todos tenemos cabida. Pero igual decimos unidad, porque solo unidos podremos derrotar un gobierno empeñado en sus ideas equivocadas y decidido a todo por hacerlo.

Solo que no se trata de cualquier clase de "unidad".

UNIDAD CON PROPÓSITO

Unidad si, pero sobre todo de la gente y con propósito claro porque tampoco sirve de nada una "unidad" de jefes y aspirantes a serlo si esos jefes y aspirantes no tienen claro cual es el papel histórico que les toca jugar.

La unidad no puede servir de chantaje o ser el pretexto para que nada cambie y sigamos de mal en peor aún con otro Presidente.

En tal sentido insistimos en que la oposición debe aprovechar estos meses que transcurren antes del referendo para proponer ante el país un verdadero pacto hacia el cambio.

Algo sólido, libre de odios y otras tentaciones infantiles.

Capaz de superar vaguedades y ambigüedades, cuando no las ingenuidades de otros documentos que se han presentado con anterioridad y que hemos firmado entre el año pasado y los días que corren.

Como venimos diciendo este plan debe satisfacer a la gente en sus peticiones y no debe servir de coartada para colmar las ambiciones de políticos profesionales que han sido desplazados por los chavistas y menos aún para cambiar de gobierno más no de régimen como viene sucediendo desde 1998: Seguridad física de bienes y personas, prosperidad, educación, atención médica y planes de retiro es lo que desde hace muchos años pide la gente en las encuestas.

BIEN LEJOS CON LA CUARTA Y BIEN LEJOS CON LA QUINTA

Hasta aquí pueden coincidir el cambio con los mentirosos programas de gobierno que presentaban los candidatos de la cuarta república en medio de tantas promesas que hasta a la gente se les olvidaba cuantas habían hecho durante las campañas electorales.

El plan de la oposición debe ser ideológico y programático en lo posible.

Si el oficialismo hace del Estado una religión, empobrecedora religión, allá ellos.

Lo de la oposición tiene que ser otra cosa y en eso debemos estar unidos.

Sucede que es un hecho comprobado, que el estatismo nos ha arruinado tanto en la cuarta como en esta quinta república, y ante esa realidad solo queda tener la entereza de romper con el pasado y alzar los valores individuales y la solidaridad responsable como alternativa al desastre en que hemos caído.

Tampoco podría una oposición coherente presentar y hacer pasar como "programa" una colección con cientos de "acciones" inconexas y mucho menos pretender que todos los males de Venezuela se concentran en Miraflores porque como hemos venido diciendo los primeros enemigos que encuentra quien quiera crear riqueza en el país son los alcaldes quienes muchas veces propician la fuga de capitales al negar patentes de industria y comercio que en otros países -Chile, Colombia, México y Costa Rica, para no hablar de Europa o los Estados Unidos- se otorgan casi de inmediato.

MALOS EJEMPLOS HAY EN TODAS PARTES

Por ejemplo, en Valencia han caceroleado concejales de Proyecto Venezuela y de "Conpaco" -el movimiento del alcalde- quienes junto con los concejales del MVR modificaron una ordenanza para rebajarle los impuestos a las salas de bingo con lo cual le mermaron los fondos a la cultura.

En TERCER POLO nada tenemos contra las salas de bingo y más bien diríamos a ese respecto que cada quien haga con su libertad lo que quiera siempre que no moleste a los demás, pero nos parece una estupidez, corrupta estupidez, rebajarle impuestos a los bingos y no hacer nada para mantener abiertas las industrias que están cerrando sus puertas y que se marchan a Colombia.

Si la oposición no es capaz de poner orden en sus filas desde ahora; entonces tampoco lo podremos hacer cuando sea demasiado tarde y estemos ante hechos "cumplidos".

En Baruta también hay concejales opositores que protestan porque Makro y Rattan van a invertir en el municipio.

Por razones de espacio no puedo adelantar todo a este respecto, pero, a estos concejales habría que ponerles orejas de burros cuando menos.

Carajo, si más bien deberíamos condecorar a quienes aún invierten, crean puestos de trabajo, pagan impuestos y hasta mejoran vialidad en nuestro municipio.

Son dos casos en los que sale a flote que definirse de oposición no significa nada si uno va a actuar igual a quienes son blancos de nuestras críticas.

¿DÓNDE ESTAN LOS LIDERES?

Quien aspire la presidencia, y sin importar quien sea, que pergaminos tenga y de donde provenga, debe saber que aspira a ser redentor de un país saqueado y empobrecido por las estupideces de la clase política.

Quien ignore eso o se haga el loco ante los disparates actuales no merece ser líder de nada y poco chance tendrá en el futuro que ahora comienza con la activación del revocatorio.

Sucede que si de algo estamos claros los venezolanos es de que este gobierno ha fracasado, pero que pasados gobiernos también fracasaron.

En lo que no está todavía "muy clara" la gente es en el camino a seguir para salir del estatismo, pero eso no importa, para eso debe haber líderes.

Líderes capaces de convencer y de actuar apegados a lo que prometen.
















3erPolo