Make your own free website on Tripod.com








Domingo Alberto Rangel M.
Los venezolanos: ¿Podremos caminar y mascar chiclets a la vez?













Domingo Alberto Rangel M.





3erPolo
















domingoinformal11.jpg

 

 

 

El año pasado recordábamos en RESISTENCIA CIVIL que el ser humano, al igual que ciertas computadoras, puede hacer varias cosas a la vez.

Dijimos que solo un político tonto se declararía incapaz de atender los retos del Revocatorio Presidencial y las elecciones de agosto al mismo tiempo.

Dijimos también que los problemas de un país no se resuelven de un plumazo, por arte de magia, como pretenden algunas almas simples, y que el trabajo de reconstrucción de Venezuela también implica tener mejores alcaldes y gobernadores aparte de cambiar al Presidente.

¡Nadie nos hizo caso!

La politiquería prefirió negar apetitos y ambiciones, algunas muy legítimas por cierto, que ahora afloran cuando uno ve recogiendo firmas para inscribir sus candidaturas a quienes hasta anteayer decían que "la única prioridad era el Revocatorio" y que "la unidad es cosa sagrada".

A este respecto decimos que pocos resultados puede esperar un país que pone su destino colectivo en manos de políticos mentirosos que acostumbran esconderle la verdad al electorado, como vienen haciendo quienes con y sin ninguna legitimidad se están postulando a alcalde o gobernador, sin importarle a muchos el estar preparados para el cargo al que aspiran y a pesar de que hasta ayer juraban que no lo iban a hacer.

En esto se equivoca mucha gente al creer que político equivale a tracalero.

Entre esos equivocados hay gente notoria como es el caso del ingeniero Quirós Corradi quien en una conversación con Teodoro Petkoff, grabada ilegalmente, afirmaba que a los políticos les está permitido desdecirse hoy de lo que hasta ayer proclamaron y que les está permitido cambiar de opinión como si se tratara de la ropa interior.

¡Sabrá Quirós Corradi si cuando estuvo en PDVSA hacía negocios con gentuza de tal naturaleza!

Pero, más allá de esta reflexión queda el ¿qué se puede hacer en la actual eventualidad?

Cada quien verá como carga su mono, pero, por parte nuestra decidimos hacer de la generosidad nuestra bandera política y RESISTENCIA CIVIL  no postulará candidatos propios a pesar de tener entre sus miembros a ciudadanos que bien podrían ser excelentes alcaldes y gobernadores.

Eso no significa que rechazamos participar en las elecciones que se avecinan porque como ya lo he recordado, desde diciembre dijimos que se podía "caminar y mascar chiclets a la vez".

Apoyaremos candidatos, pero no a cualquier candidato,  porque no podríamos convalidar que políticos sin preparación o corruptos, asuman cargos en los que van a fracasar en caso de resultar electos.

A este respecto vemos con molestia que en estas elecciones regionales intentarán asesinar la descentralización.

¿Cómo así, para decirlo con palabras prestadas de las telenovelas colombianas?

Muy fácil, escamoteando la experiencia y dedicación de la dirigencia local y regional para postular como candidatos de la Coordinadora a directivos de partidos y ONG´s nacionales -algunas de "maletín"- que nunca se han preocupado por estudiar y resolver los problemas de sus comunidades.

¡Eso está "de anteojito"!

¡Que me perdonen pero el aparecer semanalmente en la televisión declarando sobre los reales o supuestos desmanes del oficialismo no califica a nadie para administrar un condominio y menos una alcaldía o gobernación!

¡La dirigencia local merece respeto y ningún "cogollo" tiene derecho a copiar el método del dedo mágico que antes usaba el caudillo adeco Alfaro Ucero y que ahora utiliza el presidente Chávez cuando personalmente "baña" a Juán Barreto, por poner un ejemplo, como candidato a Alcalde Metropolitano siendo que al diputado Barreto nunca se le ha visto preocupado por el destino de la ciudad, por buscar apoyo entre los alcaldes locales para mejorar la calidad de vida de los habitantes no digamos del este que somos mayoritariamente "escuálidos", sino del oeste donde el oficialismo tiene sus bastiones!

Por eso estos días son cruciales.

No se pueden tolerar imposiciones porque después todos sufriremos las carencias y a ese respecto la población está hasta la coronilla para soportar ahora nuevas fuentes de ineficiencias y latrocinios.

Por los momentos basta con esto pero estén atentos quienes quieren asaltar gobernaciones y alcaldías; la rebelión será imparable como será imparable el clamor popular que pide cambio de gobierno.

Ni las imposiciones de Hugo Chávez ni las de nadie.

No nos temblará el pulso cuando nos toque decir lo que patrioticamente creemos que se debe decir.
















3erPolo