Make your own free website on Tripod.com








Domingo Alberto Rangel M.
Los "Cojones" pueden ser necesarios pero son pésimos substitutos de las buenas ideas...













Domingo Alberto Rangel M.





3erPolo
















domingoinformal11.jpg

 

 

 

Por estos días se puso de moda cosechar aplausos mencionando el nombre vulgar del órgano reproductor que tenemos los machos entre las piernas.

La fórmula es fácil: Pida la palabra en una asamblea de ciudadanos, si está acompañado de militares retirados mejor, párese frente al micrófono, levante el pecho, espere unos momentos hasta llevar a la audiencia hasta los límites de la impaciencia y suelte la palabra mágica, "Cojones".

Dígalo con voz potente, anuncie que nuestros problemas se resuelven con "Cojones" y no olvide recordar que usted los tiene, no vaya a ser que alguien lo ponga en duda.

La fórmula es un "tiro al piso" si usted quiere ganar apláusos.

El orígen de esta moda "cojonuda" hay que buscarlo en las trácalas de un gobierno como el que tenemos; eso es obvio porque detrás del golpe de Estado que fracasó el 4 de febrero del 92 está la idea de que con "Cojones" se puede acceder al poder sin tener que pasar por la molestia de convencer a los electores.

Trácalas que ponen a mucha gente en manos de la  desesperación; gentes que terminan creyendo que todo se arregla fácilmente: Con "Cojones" porque lo demás aparentemente sobra y no es indispensable.

¿SERÁ VERDAD TANTA BELLEZA?

La desesperación es mala consejera.

Si nos detenemos a pensar, algo que estamos olvidando, estamos en la obligación de recordarle a los lectores que eso era lo que el comandante Hugo Chávez les decía a sus asociados del Samán de Guere hace 15 años: Basta con tener "Cojones" y yo los tengo, lo demás se resuelve cuando estemos en el poder dicen que les decía a los otros conjurados.

La realidad demuestra precisamente lo contrario porque este "cojonudo" gobierno es poco lo que ha conseguido en materia de logros y bien caros nos han salido esos pequeños triunfos; por eso buscamos revocarlo.

Revocarlo para organizar un gobierno mejor, basado en ideas diferentes, en el respeto a las normas, más eficiente y justo, y sobre todo, que deje de poner la torta que es lo que viene sucediendo en con los gobiernos venezolanos desde hace mucho tiempo.

SEGURO: A MIKE TYSSON LE SOBRAN LOS "COJONES"

¡Si tuvieran razón quienes proponen esta singular terapia a base de "Cojones" como solución a los problemas públicos, si solo se tratara de "Cojones", habría que convencer un tipo como Mike Tysson el campeón de boxeo, nacionalizarlo y llevarle a Miraflores para que todo se comience a resolver como por arte de magia, porque la verdad es que ese señor Tysson debe tener los "Cojones" bien grandes!

O, tal vez como el señor Tysson acostumbra abusar de quienes tienen menos "Cojones" que él, como es el caso de las numerosas mujeres que o han acusado de violación, entonces quizás sería mejor buscar un torero, o un equilibrista de esos que caminan por un cable suspendido entre dos rascacielos para que nos arregle todos nuestros problemas o a uno de esos abominables terroristas que con muchos "Cojones" pero sin ninguna calidad humana cometieron el cobarde atentado en Madrid en días pasados.

¡El razonamiento es digno de Disney World pero reconozco que luce a la medida de un país que barrió con los políticos y los ha substituido en su papel de formadores de opinión, con periodistas y locutoras que sabiéndose monopolizadores del micrófono se sienten en libertad de decir lo primero que se les ocurre porque no dejan que nadie les rebata sus absurdas propuestas!

Esa es la verdad, le duela a quien le duela, y tras esa verdad se esconde el sentimiento de ira que embarga a mucha gente cuando no se entienden las razones por las cuales a veces convertimos triunfos en derrotas cuando seguimos propuestas que son irracionales pero que han sido "impulsadas" desde los micrófonos de la radio y la TV sin que sus "impulsadores" permitan que alguien se atreva a razonar en contrario porque hasta allí no llega la democracia.

¿ENTONCES QUE HACER?

Por lo pronto racionalizar la situación y apartarse de las tentaciones como recomienda la Biblia.

RESPETEN A LA GENTE

Racionalizar significa que esas multitudes crecientes que se anexan a la oposición merecen respeto.

Merecen saber ¿hacia dónde se marcha, qué es lo que se busca?

Y la respuesta es simple porque la gente quiere un gobierno que gobierne pero sin sentirse, sin entrometerse.

Un gobierno que sea eficiente y que elimine o minimice el mal del venezolano que hace años me definió muy elocuentemente una viejita que en un pueblo del Tuy me dijo que su problema era que tenía "los bolsillos vacíos".

Allí está la clave.

DOS SOLUCIONES PARA EL MISMO PROBLEMA

Para Hugo Chávez y sus seguidores la solución está en que el Estado sea quien le llene a uno los bolsillos.

Por eso pretende el Presidente -como otros también lo pretenden desde la oposición- mantener al petróleo bajo propiedad pública lo que en teoría significa decir que con ese potencial económico un buen gobernante nos podría llenar los bolsillos.

No tengo espacio para explicar la mentira que se esconde en esta proposición, pero, con la realidad que vivimos, con notar que los mejores años de Venezuela transcurrieron cuando el petróleo estaba en manos privadas y que desde RESISTNCIA CIVIL insistimos en que esa privatización debe ser prioritaria pero "popularmente" para que no sean los políticos los que "se llenen"... creo que con esto basta para entender que las masas opositoras merecen líderes con ideas claras y sin tantas ambiciones personales o de clan y familia.

Pero, volvamos al irrespeto del que hablamos y que se hace patente cuando advertimos que quienes nos oponemos a este gobierno debemos decir no a las ideas empobrecedoras del señor Chávez y sus seguidores, y que muchos aspirantes a líderes intentan pasar el vendaval callados como si no tuvieran nada que decir al respecto.

No importa si esas ideas del oficialismo fueron o son compartidas por adecos, copeyanos, masistas, causaerristas o ex petroleros.

Igual estamos en el deber de explicar que son nocivas y que consideramos que las nuestras son más provechosas para la gente.

Por ello desde la oposición estamos obligados a hablar claro.

Y hablar claro significa que la gente sepa a que atenerse cuando los oficialistas pasen a ser oposición.

Hablar claro significa que no se trata de "Cojones" porque eso no es ningún Plan de Gobierno aparte de que quién garantiza que el hipotético mandatario que llegue al poder por vía de aplicar la fuerza, porque de eso se trata cuando hablan de "Cojones", no hará lo que le venga en gana o lo que sus "Cojones" le indiquen.

VOLVER AL PARQUE JURÁSICO

Eso sería volver al siglo XIX y si por desgracia no somos capaces de decirle no a tanto aventurero pronto podríamos estar añorando estos años difíciles como ahora hay quien añora al puntofijismo, al perezjimenismo, al general Gómez y si alguien estuviese vivo supongo que añorarían hasta al Tirano Aguirre.

No amigos "Cojones" hay de sobra en un país que ya Bolívar definió como "cuartel".

Lo que no abundan son cerebros y dirigentes honestos.

EL ESTATISMO:

Nuestros problemas son múltiples y la mayoría provienen del estatismo que ha convertido al país en un campamento de gestores improductivos y pedigueños sin verguenza.

Necesitamos empresarios que en vez de jugar sus ganancias en la ruleta de la política se dediquen a producir mercancías para venderlas en el ancho mundo.

Mercancías tras las cuales se encuentren empresas prósperas.

Empresas que paguen buenos salarios a sus empleados.

Para que eso sea posible necesitamos un Estado distinto al del puntofijismo y al de esta Quinta de opereta y que obviamente no sea dirigido por quienes creen que basta con tener "cojones" para hacer un buen gobierno.

Un Estado que al no disponer de los dólares de PDVSA no pueda devaluar la moneda a discreción.

Un Estado que inicialmente se limite a mantener el orden, meter al malandraje tras las rejas, respetar la moneda y construir verdaderas obras públicas.

Un Estado que le cumpla al ciudadano y que siente las bases para comenzar a revertir el proceso de empobrecimiento generalizado que lleva un cuarto de siglo y que se ha acelerado en los últimos 5 años.

Primero lentamente y ahora con el acelerador a fondo.

REVOCATORIO:

Estamos perdiendo tiempo miserablemente.

La data fue entregada por el CNE hace una semana y no puede seguir encaletada porque esté buena o mala, es el ciudadano corriente y no Súmate o la CDV quien puede contactar los posibles reafirmantes.

Además: Hay que exigirle al CNE que la publique ya que hasta la fecha la única data que está a la disposición del público es la del diputado oficialsta Luís Tascón y nisiquiera SUMATE ha puesto a la disposición del público la su por lo demás muy eficiente trabajo.

La República por la cual luchamos debe basarse en la democratización de la data y hasta la fecha como digo la única con la cual contamos es la de Tascón y no podemos comparar, aparte que con ese "encaletamiento" del CNE y de la propia SUMATE lo que estamos es favoreciendo el bochinche porque ya aparecen aves agoreras que sin presentar pruebas señalan a la Coordinadora como incursa en el delito de "negociar".

Si la data estuviese a la disposición del público no se podrían sembrar dudas que es lo que desea el gobierno.

Ahora bien, el trabajo de comparar las datas del CNE, SUMATE y Tascón se debe hacer pase lo que pase, decida el TSJ lo que le venga en gana; y solo lo puede hacer la sociedad civil que organizó los centros de recolección de firmas.

Trabajo que no se está haciendo porque como digo la data continúa encaletada.

ELECCIONES REGIONALES Y LOCALES:

Víctimas del chantaje moral de quienes no tienen moral para chantajear a nadie las comunidades a pocos días de la inscripción de candidaturas no han podido ejercer su derecho a voz respecto a las mismas porque no es lo mismo un alcalde o un gobernador que otro y para elegir se supone que antes el electorado debe concretar "algo" con el candidato por el que se va a votar.

Contra esta natural relación entre el pueblo y sus representantes conspiran voces agoreras como la de algunos políticos que dentro de su natural derecho aspiran a ser electos gobernador o alcalde, pero que en vez de plantearlo directamente, prefieren basar su campaña en aparecer todos los días en los medios anunciando que "el Revocatorio no va" o que el gobierno les va a hacer esto o lo otro.

También en esa tónica andan algunos comunicadores como la señora Colomina, por poner un ejemplo, quienes pretenden que la oposición no inscriba candidatos porque según ella todos los esfuerzos se deben dedicar al Revocatorio.

A mi me parece esto tan irracional como pretender que uno no pueda caminar y mascar chicles al mismo tiempo.

Nadie tiene derecho a impedir que las comunidades elijan la alternativa que consideren más conveniente y por razones de respeto a sus electores quienes aspiren a salir electos en estos comicios deben anunciar sus apetencias y presentar las ideas que tienen al respecto, los programas que piensan llevar adelante y las personas con las que piensan trabajar.

Si cometemos la locura de hacerle caso a este tipo de voceros de la irracionalidad, terminarán aumentando su cuota de poder los oficialistas o, peor aún, tendremos que elegir entre el candidato del MVR y algún aventurero que se inscriba a última hora porque se necesitan muchas firmas para inscribirse como Dios manda -no vaya a ser que envíen al "reparo" a estos firmantes por estar inventando a última hora , cuando el tiempo apremie-.

Supongo que esto le importa un pepino a Marta Colomina porque quien gana 50 millones al mes solo por su programa de TV difícilmente hará uso de un dispensario municipal o del Juez de Paz, pero para el resto de los mortales la cosa es distinta y los políticos que aspiren están obligados a expresar sus puntos de vista porque tampoco estamos para elegir piratas solo por ser "oposicionistas".
















3erPolo