Make your own free website on Tripod.com








Domingo Alberto Rangel M.
¿Quien fue primero, la gallina o el huevo? .... Chávez y Busch financian a los panas













Domingo Alberto Rangel M.





3erPolo
















domingoinformal11.jpg

 

 

 

No se asusten pero ante todo tenemos que ser sinceros: Al Presidente de la República le debemos reconocer que días antes del carnaval se ha quitado nuevamente la máscara y que libre de trabas arremete contra su homólogo George W. Busch.

Aunque no lo parezca, este hecho singular es lo más importante del año porque es la primera vez que un mandatario venezolano se enfrenta directamente con el gobierno americano.

Al menos la primera vez que el enfrentamiento sube de tono y abandona el floripondio diplomático desde los días de aquel Congreso anfictiónico que convocó Simón Bolívar en Panamá, y del que también en ese país centroamericano intentó armar Marcos Pérez Jiménez en las postrimerías de su dictadura.

Pero, desde el punto de vista de los liberales-libertarios las denuncias hechas por el Presidente Chávez contra su colega Busch jr merecen comentario aparte.

Enfoquemos entonces la lupa, para comenzar el análisis, en los gastos del Estado gringo y en los gastos de nuestro gobierno porque lo que es igual no es trampa.

Aclaremos por ahora que los gastos del Estado gringo a quienes les atañe en principio es a los estadounidenses y que a nosotros nos incumbe la denuncia solo en el caso que el gobierno venezolano demuestre que su desestabilización no se debe al pobre desempeño económico de la administración Chávez sino a la mano peluda de la CIA.

Pero, como he dicho, en medio de esta controversia internacional que abre nuestro gobierno, por honestidad intelectual no solo debemos tratar de entender la denuncia del presidente Chávez sino también las que otros Presidentes han hecho contra el gobierno venezolano porque pareciera que en materia de ayudas internacionales no es George W. Busch el único acusado.

Recordemos entonces que un Hugo Chávez encadenado afirmó que George W. Busch había financiado el golpe de Pedro Carmona.

No aportó pruebas concretas más allá de las conjeturas como es su costumbre, pero si expresó con claridad que el gobierno estadounidense financiaba organizaciones opositoras a través de los fondos destinados a fomentar la democracia en el mundo.

No comento la inútil pretensión estadounidense de pensar que la multiplicidad planetaria se pueda reunir bajo el común denominador del sistema político que eligió a George W. Busch en unas elecciones en las que  por cierto Al Gore fue quien sacó el mayor número de votos.

Apartándonos de eso digamos que es de suponer que el Presidente se refería a USAID y que las protestas se dirigían a las decenas de miles de dólares transferidos a la CTV, Súmate y la Asamblea de Educación porque ya sabemos que Hugo Chávez no quiso referirse a que algunas organizaciones cercanas a su gobierno también han recibido generosas ayudas por parte del gobierno estadounidense así como ONG´s no politizadas que no tienen "vela en el entierro".

Bien, respecto a la alharaca de Hugo Chávez el tiempo dirá si esos fondos contribuyeron a hacernos "más demócratas" o si por el contrario fueron entregados a manera de regalos.

El problema tal como lo ve quien lucha por un Estado eficiente y controlado es que tanto Busch como Chávez al parecer han hecho uso de fondos públicos, provenientes de impuestos que pagan los ciudadanos gringos y venezolanos, y que en apariencia esos fondos los han usado ambos Presidentes para financiar a sus aliados en el extranjero.

Es poco conocido en Venezuela pero resulta que también nuestro gobierno practica esa novedosa manera de meterse en la vida de los vecinos que ahora llaman "ayudas" y también ha sido acusado por ello.

Como recordarán los enterados el ex presidente Sánchez de Lozada acusó a Hugo Chávez de financiar el levantamiento que le derrocó a finales del año pasado en Bolivia.

Según el ahora ex Presidente boliviano la administración Chávez habría financiado a Evo morales y Felipe Quispe con bolívares procedentes o de lo que nos quitan como impuestos o de lo que produce PDVSA que como dicen es nuestra.

O sea que igual esos bolívares venían de nuestro bolsillo.

A estas alturas del relato vale la pena aclara que no trato de  averiguar quien fue primero "si el huevo o la gallina" o de si se trata de un ojo por ojo que juegan los presidentes de USA y Venezuela..

Se trata de que ni gringos ni venezolanos autorizaron a sus Presidentes para regalar esos reales como si fueran de su propio peculio.

Se trata de que entre los fines propios del Estado no se cuenta regalar reales a los panas que viven fuera de las fronteras patrias.

Se trata de que en USA habrá una mayoría de electores que no están de acuerdo con que le quiten sus biyuyos y se los remitan a la CTV, Súmate, Asamblea de Educación o a la Clase Media en Positivo o los Círculos Bolivarianos.

Se trata de que el elector gringo siempre preferirá que esos fondos se inviertan en suelo patrio. Mejorando la seguridad o en lo que sea.

Lo mismo que exigimos nosotros cuando protestamos por las ayudas internacionales que la administración de Hugo Chávez le hace a sus panas en el exterior por más "nobles" que sean estos motivos ya que no se trata de terremotos o huracanes sino de dólares o bolívares que se entregan a los panas políticos en el exterior recordemos que el Presidente habitualmente anuncia la creación de Círculos Bolivarianos fuera de las fronteras patrias, Círculos que obviamente no se autosostienen-.

¡Digan lo que digan egoístamente preferimos que los reales de los impuestos se gasten en Venezuela y en atender las funciones propias del Estado!

Quizás por gobernar como están gobernando, tanto Hugo Chávez como George W. Busch tendrán que hacer actos de magia para conservar el poder.

Uno ante el revocatorio que se avecina y el otro ante el demócrata Kerry que avanza directo a ganar las elecciones de noviembre.
















3erPolo