Make your own free website on Tripod.com








Domingo Alberto Rangel M.
¡El Comando Ayacucho consigue dos "millarditos" frescos y Aly Rodríguez se baja los pantalones!













Domingo Alberto Rangel M.





3erPolo
















domingoinformal11.jpg

 

 

 

En un país en el que los escándalos se suceden unos a otros con regularidad digital y la gente olvida con rapidez de liebre la última trastada para enfocar la atención a nuevas invenciones, el BCV concilió con el gobierno nacional al inventar una fórmula para entregar el "millardito".

Hoy son cosas del pasado las posturas y gorgoritos del doctor Maza Zabala cuando días atrás amenazaba con renunciar y más de un ingenuo en los medios lo ensalzaban como "último defensor de la pureza del BCV".

Quizás el gran público enredado en los meandros informativos relacionados con los últimos actos de viveza originados en el CNE ignora que el Directorio del Banco Central acordó descontar dos puntos del encaje legal que tiene que hacer la banca.

¡Que casualidad, estos dos puntos en la práctica coinciden con el "millardito" que insistentemente ha pedido el Presidente bajo el supuesto y noble propósito de  impulsar el desarrollo del agro!

No nos engañemos Hogo tendrá su "millardito": Un oportuno cambio en el reglamento y estos dos puntos descontados al encaje legal podrán ser entregados a través de la banca comercial a quien o quienes el gobierno señale como destinatarios de unos créditos concedidos bajo el apuro del acto electoral y que serán negocio "redondo" también para los banqueros, quienes seguramente exigirán su parte en la torta -o cartera como se decía decesos dinero en tiempos formalmente más serios-.

No es sin embargo el BCV la única institución que se baja los pantalones ante la petición de un Presidente que actúa cual desaforado cuando se trata de comprar votos en un año electoral.

En el último Directorio del BCV se presentó inesperadamente un punto que no estaba incluido originalmente en la agenda.

ALY RODRÍGUEZ BUSCA "SER UTIL"...

Esta vez fue Aly Rodríguez quien repentinamente batió a los doctores Diego Luís Castellanos y D. F. Maza Zabala en la competencia de complacientes con el Presidente de la República.

Rodríguez, quien teme ser destituido a pesar de estar fuertemente atornillado desde el exterior en su cargo, inventó descontar dos "millarditos" -de dólares porque el bolívar está muy devaluado- del Fondo Rotatorio que desde tiempos de Luís Herrera Campins mantiene PDVSA en el BCV dizque con el patriótico propósito de "apuntalar una moneda" que comenzaron a "apuntalar" cuando se cambiaba a 4,30 por dólar y va donde sabemos.

Esos nuevos "millarditos" estarían destinados a engrosar otro Fondo de Desarrollo al que aún no le ha encontrado destino el primer pitcher y coplero de la República.

Por esa razón la premura del doctor Castellanos en incluir a la machimberra el punto, sin que los otros miembros del directorio del BCV estuvieran siquiera enterados.

De todas maneras la agenda así modificada de improviso, pese a las protestas tipo pavo real a que nos tiene acostumbrados el doctor Maza Zabala, igualmente fue aprobada para alegría de Castellanos y Aly Rodríguez quien ahora acumula méritos para continuar en el cargo.

¿Es algo nuevo o novedoso lo que he comentado?

La verdad no.

Al presidente Caldera II el BCV le aprobó cerca de siete "millarditos" en dólares americanos dizque para conjurar la crisis bancaria.

Con esos siete "millarditos" el Estado venezolano se convirtió en más banquero de lo que ya era como dueño del Industrial y de todo banco que en Venezuela fracase; porque aquí la norma es que si un banquero se roba los depósitos, proceda a  huir dejando que el gobierno de turno nacionalice el banco y ponga a sus propios ladrones a cuidar el alpiste que dejaron los prófugos más lo que la Tesorería inyecte.

Eso pasó cuando Caldera II y por eso andan por el mundo  "buchones" y despreocupados varios convergentes, masistas y familiares del Presidente a los que en infausta hora colocaron en las directivas de los bancos en 1994.

Carlos Andrés Pérez en su primer desgobierno también hizo algo similar con los "millarditos" que se hizo aprobar para condonar la deuda agraria.

Gracias a esa maldad la Nación le pagó el mono a los empresarios más grandes del campo porque los campesinos como se sabe no le piden a la banca sino a los prestamistas o a la agroindustria que es la que en Venezuela financia las cosechas.

Hubo hasta un directivo de banco, señor serio y encorbatado, que conociendo la condonación de antemano, pidió una semana antes del Decreto 20 millones de dólares prestados al banco que él mismo dirigía -acción delictuosa- para comprar un Haras muy famoso por sus caballos ganadores.

Cuando C. A. Pérez condonó la deuda el Haras le salió gratis a este empresario que dejó a Tio Tigre tan empequeñecido como lo haría Sammy Sosa ante un muchacho salido del doble A en una liga de Los Criollitos.

EL ESTADO TIENE FUNCIONES PROPIAS...

El problema real no son los tres o más "millarditos" que piensa gastar Hugo Chávez y menos aún propongo hacerse de la vista gorda porque esta practica nociva la han hecho otros Presidentes.

¡Nada que ver amigos!

Se trata de enseriar la conducción del barco so pena de poner a la población a pasar mares peores de los que ya estamos atravesando.

Si el Estado venezolano gasta en sus funciones propias los muchos o pocos haberes que tenemos como reservas, lo que nos sacan en impuestos o a PDVSA que dicen "es nuestra", escuchen, no habría ningún problema porque estaría actuando correctamente.

Pero, si los gasta para adquirir bancos fracasados, como hizo el presidente Caldera II, o para regalarle reales a los empresarios del campo, como hizo C. A. Pérez I, o como Lusinchi y Luís Herrera que quemaron reservas para engordar revendedores de dólares preferenciales; entonces los venezolanos tendremos que oponernos con todas las fuerzas, incluso invocando 350 o 333 o lo que nos venga en gana porque los que vamos a pasar las de Caín somos nosotros y nuestros hijos.

Pero si milagrosamente el Presidente diera vuelta atrás y comenzara a gastar el "millardito" agrícola en mejorar las vías de penetración, hacer confiable la energía eléctrica y, sobre todo, en poner en cintura al malandraje tanto extranjero como nativo que asola las regiones agrícolas... entonces no habría ningún problema ni con este ni con otro Presidente, al menos a ese respecto.

Como tampoco lo habría si los dos nuevos "millarditos" que en pocos días entregará Aly Rodríguez al ciudadano Hugo Chávez, este los dispusiera para fines propios del Estado como sería mejorar la cobertura de la Justicia, comenzando por los jueces de paz, mejorando la seguridad en las calles y la calidad de las vías de comunicación.

Lamentablemente si nos dejamos guiar por lo que ha venido sucediendo, debo ser escéptico que semejante milagro ocurra y lo más probable será que unos pocos vivos se enriquezcan y que el resto de la población tenga que pagar la pillería con peores servicios, mayores impuestos y nuevos sacrificios.

Como ha venido ocurriendo desde la primera presidencia de C. A. Pérez y como aceleradamente ocurre en los últimos años.
















3erPolo