Make your own free website on Tripod.com








Domingo Alberto Rangel M.
Porqué fallan las "Visiones País"...













Domingo Alberto Rangel M.





3erPolo
















domingoinformal11.jpg

 
 
 
Por estos días circulan catálogos de anhelos y peticiones bajo el nombre de "Proyectos o Visiones de País".

Todos anuncian la noble intención de solucionar "los problemas de Venezuela" pero lamentablemente las circunstancias me obligan a informar que la mayoría de estos documentos son imposibles de financiar o aplicar, incluso algunos, en caso de que en un futuro lleguen a concretarse, probablemente serían ineficaces o dañinos.

¡Tan imposibles de financiar como la lista del Niño Jesús que elabora un pequeñín cuyos padres carecen de los recursos para comprarle nada a su propio hijo!

Respecto a esos documentos no obstante es preferible decir que muchos vienen avalados por las buenas intensiones de quienes los elaboran, que algunos incluso se hacen acompañar de una data que revela la existencia de un trabajo acucioso, pero igual hay que decir, por respeto a la seriedad, que son casi inútiles debido a las ópticas equivocadas e ineficaces que adoptan los autores de estos papeles cuando llega el momento de recomendarle una receta a Venezuela. Me explico.

La mayoría de los proyectos o visiones país que  circulan en medios políticos y académicos, ciertamente lucen contaminados con las ideas estatistas que al fracasar en la cuarta república nos dejaron como herencia el aún más estatista gobierno -o desgobierno- del presidente Chávez.

Estos documentos que con paciencia hemos leído y analizado en RESISTENCIA CIVIL comienzan preguntando  las causas de la pobreza... igual que aquellos desprestigiados "Programas de Gobierno" que presentaban y presentan los candidatos del puntofijismo y hasta del MVR.

Lo práctico sería investigar las causas de la riqueza...

Para uno que considera llegado -desde hace mucho tiempo- el tiempo de comenzar a "remar para atrás", buscando desmontar todas las barreras y obstáculos que se han levantado, desde la muerte del general Juán Vicente Gómez, contra la libertad de trabajar.

Para una persona como uno, que ha visto como y por qué fracasaron y fracasan los programas de gobierno que se adelantaron y se aplican, en la cuarta y en la quinta.

Planes que siempre se basaron en  las premisas del estatismo.

Para uno es entonces preferible y mejor preguntar, en el momento de concebir un programa para enderezar este empobrecido país, por las causas de la riqueza y no por las que explican la pobreza, porque este es el detalle olvidado por los planificadores de los últimos gobiernos y por quienes presentan sus "Visiones" en la Coordinadora.

Se trata entonces de comenzar reconociendo a la riqueza como un "bien escaso", cuya producción es de vital estudio.

La pobreza es "natural" en cambio la riqueza se produce...

Empecemos diciendo que la pobreza no se produce, es lo que "está", es la condición "natural" en tanto uno nace desnudo y pobre, por más ricos que sean los padres que a uno le tocaron en suerte.

La riqueza en cambio "se produce" y "se gasta" con facilidad.

Ese hecho humano -la generación de riqueza- es entonces y así debemos considerarlo como algo excepcional.

Tan excepcional y además beneficioso, que la producción de riqueza debe ser considerado, por todo grupo que pretenda dirigir al país, aún en medio de una supuesta "transición" que no existe como tal en nuestras leyes, un proceso constante y permanente, que se debe apoyar por parte de la sociedad y del gobierno, ya que la riqueza se consume y de no renovarse hasta los ricos pueden terminar -como los gobiernos y las Naciones- en la carraplana.

La creación de riqueza es un proceso que toda sociedad seria protege con esmero, preservando sus condiciones, porque la tendencia "natural" es la "entropía", valga decir la dilapidación, en este caso de la riqueza que se había acumulado.

Volviendo a los documentos que circulan en estos días y que a mi juicio son tan inútiles como una cubeta de hielo en el Polo Norte, la mayoría, como expliqué, analizan las causas de la pobreza desde el punto de vista de los sociólogos de izquierda. ¡Craso error!

¡Por eso se equivocan esos documentos y por eso son y serán peligrosos e inútiles, porque los sociólogos de izquierda son expertos en acabar la riqueza y por tanto incapaces de resolver el problema de unos pobres que están necesitados de riqueza y no de confrontación como es el caso de Venezuela.

Las causas son otras...

¿Entonces cuáles son las causas de la pobreza?

La primera el colectivismo, que es una filosofía, y sus expresiones políticas y económicas, estatistas todas ellas, como el fascismo, el comunismo, el socialismo bajo todas sus facetas, y, sin agotar la lista, el populismo.

Pero las causas últimas de la pobreza son ciertas características propias de la condición humana que poco tienen que ver con la política en sí: Por ejemplo, lo escasos y limitados que son los recursos económicos.

Todos, renovables y no renovables, naturales y artificiales. Y la ignorancia porque son más los temas que desconocemos que los que podemos dar por sabidos.

Tampoco podemos olvidar, entre los defectos humanos que hacen de la riqueza un bien escaso, a la pereza, la muy humana pereza.

O la codicia y la envidia que nos llevan al irrespeto a la propiedad, al robo, al secuestro y la extorsión, actividades empobrecedoras en términos generales, salvo para los malandros, y que por supuesto deben ser combatidas por todo Estado que se precie de serlo.

Otra causa de la pobreza es la falta de capitalismo, de capitalismo popular, único sistema que le permite, como en el ejemplar caso de Bill Gates, que un individuo dotado de una idea brillante y mediante trabajo tesonero, llegar a ser "el hombre más rico del mundo", sin tener que pasar largas y estériles horas adulando al gobernante de turno o al "amigote" del mandamás.

Pero, volviendo al comienzo de estas líneas, recuerdo nuevamente que estas ideas indispensables para "rehacer" a Venezuela y comenzar a "remar para atrás", prácticamente son inexistentes en la mayoría de los documentos ventilados ante la Comisión Consenso País de la Coordinadora donde se reciben ideas que puedan servir de "piso" para la "transición".

Esto no es tan grave de todas maneras, en tanto son algunos políticos ligados al pasado, y el personal técnico que les sirve de piso ideológico y programático, quienes se muestran refractarios a los cambios que deben venir.

Tampoco es tan grave visto que el revocatorio será para el año entrante y hay tiempo para presentar una propuesta de cambio seria ante el país.

Lo grave sería que la sociedad y los medios olvidaran ventilar estas ideas que son las que le pueden dar sentido al proceso revocatorio que apenas comienza con la recolección de firmas.

Por eso pienso que se debe informar al público en general acerca de las distintas opciones de cambio que se presentan a los fines de permitir la generación de riqueza, como por ejemplo la privatización popular de PDVSA que le devuelve gratis a la gente lo que es de ella y les quita a los políticos la posibilidad de ganar con cada devaluación del bolívar.

Grave sería que llegara el tiempo del revocatorio y la transición, y que unos políticos atrasados o pillos conduzcan al pueblo a una nueva decepción.

Soy sin embargo optimista de acuerdo a lo que le escucho a una ciudadanía que ha evolucionado dejando atrás a quienes por su ignorancia y mala fe... ni antes ni ahora se  debieron considerar "elegibles" para administrar un país.
















3erPolo