Make your own free website on Tripod.com








Domingo Alberto Rangel M.

De los "saborizados" líbrame Señor...














Domingo Alberto Rangel M.





3erPolo
















domingo_rangel_bn3c.jpg

 

 

 

Creo que a pesar de todo puede ser aleccionador el debate que se abre a raíz de la intervención por parte del gobierno de las mayores  procesadoras de arroz del país. Aleccionador digo si usted amigo lector es capaz de apagar el televisor para tratar de razonar los hechos.

 

Para esto solo necesita fuerza de voluntad y amor por la verdad que es el escudo que evita que usted o yo seamos objeto de manipulaciones  maniqueas. Si un ser humano común y silvestre se deja llevar por el retintín relativo a la intervención de las arroceras, digamos que de Globovisión, a lo mejor llega a pensar que las empresas Polar y otras similares están a punto de quebrar al ser obligadas por ley a vender productos con precios  acordados –regulados- supuestamente por debajo de los costos de producción.

 

Nadie recordará que este estilo de hacer negocios que no es capitalista sino mercantilista -es otra cosa- fue acordado por los gobiernos y empresarios venezolanos hace décadas. Nadie lo hará porque en el fondo quienes crean la opinión no quieren que usted razone.

 

Pero no es solo Globovisión quien presenta los hechos de manera maniquea porque si por el contrario uno escucha al señor Alberto Nolia, el insultador de  VTV, puede llegar a pensar que la cadena de funcionarios públicos que se relacionan con el arroz desde que se siembra el grano hasta que llega a la mesa, está formada por seres desinteresados.

 

Puros émulos de San Francisco de Asís y que me perdone la ironía el señor Samán que será taliban pero me dicen que es una persona decente aún cuando no pienso como el. Por eso sigo recordando que la verdad, como siempre, se encuentra en otra parte.

 

AUGUSTA SUPER STAR:

 

Por otra parte es conocido el episodio en el que los ejecutivos de la industria automovilística estadounidense salieron con las tablas en la cabeza cuando fueron al Congreso de ese país a pedir cientos de miles de millones de dólares como ayuda graciosa porque sus empresas están quebradas. Daban por sentado que el Congreso gringo les daría todo el dinero que pidieran para cubrir el enorme déficit acumulado tras décadas de crecimiento, holganza y descuido empresarial.

 

Afortunadamente para los intereses del contribuyente de USA, los directivos del sector automovilístico quedaron al descubierto cuando algunos senadores –no todos están comprados por el lobby del automóvil- señalaron que quienes iban al Capitolio Federal en plan de pedigueños llevaban un estilo de vida propio de jeques sauditas y habían viajado desde Detroit a bordo de enormes y costosos aviones corporativos cuya movilización ronda los cincuenta mil dólares la hora. Y que eso los descalificaba como presuntos empresarios quebrados.

 

Al señor Luís Carmona, Director de Operaciones de Alimentos Polar, si en Venezuela hubiese diputados como los hay en Estados Unidos –o una prensa independiente que no esté alineada a priori en cada evento que ocurre-, lo habrían atrapado cojeando de la misma pata que sus congéneres de la industria del automóvil estadounidense y allí habría acabado la fábula sobre la supuesta quiebra de Polar.

 

Sucede que el señor Carmona, al estilo de los ejecutivos de la industria gringa del automóvil, viajó hasta Guárico en plena crisis, a bordo de un lujoso helicóptero Augusta que es el modelo más costoso del planeta. De no ser porque el ciudadano Petkoff acuñó la palabra “Chacumbele” como otra manera de llamar al ciudadano Presidente, yo diría del señor Carmona que “el mismito se mató”.

 

GUERRA DE CUARTA GENERACION:

 

Vistas así las cosas me parece que Polar perdió la guerra de opinión que libra con el gobierno. No solo por el episodio del Augusta, sino principalmente porque el arroz desapareció hace tiempo de los anaqueles de abastos y supermercados para darle paso al último invento del ingenio mantuano –el que acata leyes pero las incumple- que son los “saborizados”.

 

Vainas caras y chimbas que solo existen en Venezuela y que le permiten a Polar seguir ganando en medio de una crisis planetaria que ya afecta al venezolano de a pie, porcentajes y cantidades astronómicas acudiendo al expediente de obligar al consumidor a comprar productos innecesarios y más caros que el regulado tradicional.

 

FUNCIONARIOS BUCHONES:

 

Sin embargo como digo el gobierno socialista no es modelo a seguir toda vez que si bien Polar usa el poder de ser grande para bajarle los precios a sus proveedores y obligar al consumidor a comprar productos que no desea; los administradores de los silos estatizados, que también son grandes y poderosos, cuando no abusan de los chiquitos, terminan vendiendo el arroz más caro y bajo cuerda a las redes de buhoneros –rojas, rojitas- que lo revenden sin atender la regulación y sin ninguna garantía de higiene ensacado a mano y pesado vaya usted a saber en qué balanza.

 

Es que en vez de libre mercado lo que tenemos es mercantilismo de ricos o de militares que viene a ser lo mismo para desgracia de campesinos y consumidores.

 

OPORTUNISMO PARA TODOS:

 

El desinteresado José Albornoz pretende que se ahorran recursos del país eligiendo concejales y diputados el 2010. Oportunista, vagabundo y taimado, en realidad espera agarrar al gobierno “en la bajadita” de la crisis económica para transar con el PSUV más concejales pepetos el año entrante. Cuando hayan olvidado los devaneos de estos oportunistas de la política. Si de ahorrar se trata mejor es unir este año la elección de diputados y concejales porque el 2010 las vacas estarán aún más flacas.

 

STANFORD:

 

¿Cuál es la “credibilidad” de los periodistas que llevaron una cuerda de pendejos y derechoendógenos a colocar sus reales en un banco manejado como pulpería? ¡Que responda la señora Colomina, el Ciudadano, Bocaranda y otros fablistanes beneficiados con las cuñas del banco que se la pasan autoelogiándose por la supuesta "credibilidad" que tienen (email: doalra@yahoo.com).
















3erPolo