Make your own free website on Tripod.com








Domingo Alberto Rangel M.
Caso "Los Semerucos": ¿Quien es el verdadero responsable?













Domingo Alberto Rangel M.





3erPolo
















domingoinformal11.jpg

 

 

 

Por estos días circulan acusaciones irresponsables.

Analistas aficionados señalan a los "partidos de oposición" como si estos fuesen los únicos y grandes culpables por lo ocurrido durante el desalojo de los ex empleados de PDVSA en Los Semerucos, estado Falcón.

A tal respecto aclaro que no soy defensor de una partidocracia como la venezolana, a cuyos directivos se les puede culpar de cosas más graves y susceptibles de comprobación, más no de inventos urdidos por mentes aventureras que sospechosamente buscan desprestigiar las organizaciones que por su tamaño y experiencia serán la columna vertebral en el proceso revocatorio.

También con tan extraño comportamiento estos aventureros le niegan al venezolano común la posibilidad de formarse su propia opinión cuando impiden que los hechos se ventilen en un debate que se debe dar porque si bien es cierto que es el gobierno el único responsable por las violaciones reales o presuntas que están ocurriendo durante el proceso de desalojo de los ex empleados de PDVSA, también es verdad que estos empleados no llegan a la situación actual por causa de los partidos políticos y que los verdaderos responsables deben dar la cara y hasta pedir excusas. Veamos.

Hago sin embargo la acotación de que no constituye novedad que desde internet y algunos programas "de opinión" se lancen acusaciones irresponsables: ¡De hecho si Hugo Chávez llegó a la presidencia en parte se lo debemos a los absurdos razonamientos de algunos energúmenos quienes dotados de mucho resentimiento y poco tino le dieron piso al comandante desde sus programas de radio y columnas de prensa.

Como decía a los partidos políticos se les puede acusar de ser los responsables del deterioro que había antes de la llegada de Hugo Chávez al poder, de haber prostituido las instituciones y de burlarse de un electorado que pacientemente votó por sus candidatos -me refiero a todos los partidos y no solo a AD y Copei- durante 40 años.

Pero eso no le da derecho a nadie a escudarse detrás del teclado de una computadora -o de un micrófono, es lo mismo- para decir que si la Guardia  arremete contra los ex empleados de PDVSA es culpa de los diputados opositores.

 

¿Entonces, quiénes son los responsables?

 

Digan lo que digan, los principales responsables de la trágica situación que viven los ex petroleros y sus familias no son ni pueden ser los diputados adecos, copeyanos, causaerristas o de Primero Justicia quienes lo único que podían hacer en pro de los ex empleados de PDVSA sería mover sus influencias para que una "comisión parlamentaria se aboque al caso".

Comisión que en vista de la composición cuantitativa  de la Asamblea estaría formada por una mayoría del oficialismo y uno que otro diputado opositor. Nada más.

Pero resulta que aún no respondemos la interrogante que desde internet y algunos programas "de opinión" vienen planteando algunos personajes quienes imbuidos en el mismo espíritu totalitario que a veces invoca el Presidente, cuando habla como si fuese el mismísimo Libertador, dedican sus esfuerzos a jugar a las poses heroicas para solaz de sus más talibanizados seguidores.

El que es hombre se cree por lo menos Francisco deMiranda y las féminas juran que son la reencarnación de Luisa Cáceres de Arismendi.

¡De no ser por las peligrosas implicaciones que esta disociación psíquica conlleva, quizás podríamos tomar estos exabruptos como una cuestión de "rating"!

Pero es que hablando de implicaciones me parece irresponsable que se acuse, basándose en razonamientos propios de Cacaseno, a los diputados de oposición por algo que no causaron, justo cuando se está armando la maquinaria del revocatorio, maquinaria que debe contar en primer lugar con esos partidos porque así lo dice la ley vigente.

¡Si uno fuese tan malpensado o malasangroso como algunos de estos talibanes y talibanas, entonces diríamos que esta gente le está jugando el juego al gobierno o que algo le habrán dado que para eso está la partida secreta.

Pero, no, porque estaríamos actuando igual que quienes criticamos.

 

Los responsables no pueden actuar como si no lo fuesen...

 

¿Pero, entonces quien es el responsable de la difícil situación que viven los niños de Los Semerucos?

Bien, como he dicho, por los desmanes el responsable obvio es el gobierno y nadie más, pero de la situación que viven estos desempleados no son otros que los líderes del paro petrolero los Carlos y los Fernández- quienes desatendiendo los llamados de la razón y sobre la base de una momentánea popularidad, más mediática que otra cosa, decidieron alargar el conflicto aún a sabiendas de las consecuencias que ello podía traer; consecuencias que ahora pagan 20.000 trabajadores despedidos y sus familias que en la mayoría de los casos no tenían vela en el entierro.

Lo cual no es "culpa" de ningún diputado de la oposición.

Así las cosas, como diría Oscar Yánez.
















3erPolo