Make your own free website on Tripod.com








Domingo Alberto Rangel M.

Una semana movida: De La EXXON MOBIL a los alcaldes polarizados














Domingo Alberto Rangel M.





3erPolo
















domingo_rangel_bn3c.jpg



Una vez más la terquedad de los hechos confirma que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Y como si la historia quisiera volver a repetirse un tribunal extranjero dictó hace dos semanas medidas cautelares que afectan bienes que PDVSA tiene en el exterior.

Los hechos se vuelven cíclicos y nuevamente un Presidente nacionalista y hablador choca con intereses extranjeros relacionados con el petróleo como sucedió con Cipriano Castro cuando el litigio de la New York and Bermudez. Esperemos que esta controversia no termine con los puertos bloqueados como sucedió en el pasado. Pero, mientras pudiera llegar tal extremo, podemos atestiguar cómo descendientes de aquellos venezolanos que una vez y en mala hora, le dirigieron una carta a la Reina de Inglaterra, pidiendo que nos invadiera ;para favorecer los mezquinos intereses de los firmantes de la infamia-; ahora saltan y brincan de felicidad porque una petrolera extranjera actúa contra la gallina de los huevos de oro que en gran parte ha permitido que esos venezolanos, generalmente asociados a factores de la política, se hayan hecho ricos, muy ricos prácticas mercantilistas mediante.

Es sabido que me cuento entre los pocos liberales que existen en Venezuela. Es sabido que lucho por privatizar popularmente a PDVSA para entregarle la propiedad a la gente que así quedaría capitalizada en vez de empobrecida. Y es sabido que esa no es la política del presidente Chávez sino todo lo contrario.

Bien recordado esto puedo decir sin temor a equívocos y manipulaciones de la oposición circense y farisea, que no entiendo cómo unos venezolanos pueden llegar al extremo irracional de celebrar la medida judicial contra PDVSA, como si hubieran encontrado una mina. ¿Cómo pueden celebrar la demanda de la forma en que lo hizo el hijo de un ex presidente de PDVSA ;el que se conjuró para abatir los precios del crudo hasta ocho dólares el barril, el mismo que llegó a decir aquella frase estúpida que fue postular que era preferible vender veinte millones de barriles a dos dólares... antes que vender un millón a cuarenta-¿ Muchachón al que se le vió festejar que una compañía extranjera se valga de su poder ;porque no en balde la señora Condoleeza y Rice salió de la directiva de EXXON MOBIL para ingresar al gobierno del actual Bush, no en balde esta compañía tuvo un barco bautizado con el nombre de la Secretaria de Estado-; consiga en un tribunal del Reino Unido una medida contra PDVSA que bien puede calificarse de terrorismo judicial por las razones que paso a exponer.

Según dicen los hechos fue el estado venezolano quien decidió quitarle a EXXON MOBIL y otras compañías la condición ventajosa que le había otorgado el ciudadano Sosa Pietri a las concesionarias durante la llamada;Apertura petrolera; cuando Sosa Sr. presidió a PDVSA. Sin embargo la petrolera estadounidense a quien demanda es a PDVSA y no al estado venezolano.

Pasando este punto por alto porque a la hora de la verdad los tribunales sirven para muchas cosas hasta en Escocia, igual entiendo que el diferendo que llevó a que EXXON MOBIL se salga de la faja, inicialmente partió de que la demandante mantiene haber invertido directamente unos setecientos millones de dólares en la faja y PDVSA estima que esta cifra no llega a trescientos y tantos millones.

Que me digan entonces si no es terrorismo judicial el que por una diferencia de esa magnitud un tribunal congele bienes por cuarenta veces la suma demandada.

Como dice mi padre el derecho en el fondo siempre salvaguarda los intereses dominantes y en este caso esos intereses no son los de PDVSA sino los de EXXON MOBIL.

Si, pero lo absurdo es que existan venezolanos que creen hacer una gracia repitiendo las memeces que el hijo de Sosa Pietro en mala hora soltó en una televisora de Caracas.

Sin embargo y en descargo del presunto memo y de sus irracionales seguidores, debo admitir que la culpa no es del ciego sino de quien le lava el cerebro.

El Sosa Pietri junior se puede considerar un enfermo quien de tanto escuchar irracionalidades;de bando y bando porque la guerra cerebral es mediática, pero él escogió su lado del ring- termina repitiendo como loro las memeces que le escucha a los periodistas y locutoras que desde los medios le hacen la guerra a diario a un gobierno que merece tener una oposición mejor. Mucho mejor.

El problema es que Sosa junior es venezolano. El problema es que la entrevista salió en una televisora venezolana. El problema es que de consumarse los aparentes deseos de Sosa Pietri junior todos los venezolanos saldríamos perjudicados porque a una sociedad más competitiva no está para desgracia nuestra a la vuelta de la esquina.

Tan perjudicados como lo hemos sido los habitantes digamos de la Gran Caracas y otras ciudades del país que hemos sido forzados, lavado cerebral y mega dósis de polarización mediante, a elegir alcaldes malos, muy malos.

Los unos porque por lo único que se destacan es porque son capaces de reírle todas las ocurrencias al ciudadano Presidente que les sube el brazo, señalándolos como candidatos... y los otros porque no pasan de basar sus aspiraciones a gobernador o alcalde, a que según dicen y afirman, odian al susodicho Presidente al punto que critican todo lo que el ciudadano Hugo Chávez diga o haga, sin importar que de que se trate.

Los gobiernos locales y regionales ameritan un cambio para que no sigamos eligiendo ciudadanos por razones equivocadas. Y este cambio se puede comenzar a dar en este año que apenas comienza.

A este absurdo atribuyo que en Caracas y seguramente en el resto del país suceda que los alcaldes pasan la mayor parte del tiempo buscando la forma de trasmitirle a quien les escuche sus ya fastidiosas letanías, que unos aman a Hugo Chávez y otros simplemente lo odian.

Los resultados están a la vista y así Claudio Fermín y Aristóbulo Istúriz fueron mejores funcionarios que el señor Freddy Bernal. Irene Sáez hizo más, en menos tiempo y con menos recursos, que Leopoldo López. Enrique Mendoza no tiene comparación con el hijo de José Vicente Rangel, cualquier alcalde anterior de Baruta fue infinitamente mejor que Capriles Radonsky y en El Hatillo el alcalde no puede salir a la calle porque el pueblo está como Fuenteovejuna... para no hablar del gordo Barreto que poco a poco va superando la estulticia de Alfredo Peña.
















3erPolo