Make your own free website on Tripod.com








Domingo Alberto Rangel M.

¿"Permítanos pensar por usted"?: !No gracias¡














Domingo Alberto Rangel M.





3erPolo
















domingo_rangel_bn3c.jpg

 

 

 

Terminada la Segunda Guerra Mundial en nuestro planeta solo quedó en píe la economía estadounidense, y, como era de esperar en esta parte del globo terráqueo el estilo gringo de hacer las cosas comenzó a desplazar al modo europeo que en Venezuela era el dominante desde los tiempos de la Colonia.

 

Por esos años surgió una empresa comercial que revolucionó el mundo de la publicidad introduciendo a Venezuela las últimas técnicas del mercadeo elaboradas en las universidades estadounidenses. Su lema era “Permítanos pensar por usted”.

 

Una propuesta como esa difícilmente tendría acogida en los tiempos que vivimos, época en que la gente se acostumbró a tener “su opinión”, y como corolario, a expresarla en cualquier momento y circunstancia sin importar lo arcano o complicado que pueda ser el tema a sobre el cual se conversa.

 

Digamos que en los tiempos que corren todos sin excepción  nos sentimos con el derecho a opinar sobre lo humano y lo divino, sin importar para ello la preparación o el conocimiento que se tenga sobre la materia consultada.

 

Son tiempos en los que a cualquier pelagatos lo atajan las televisoras, a la salida del Metro, mientras cuenta las monedas para comprar el periódico y le preguntan de sopetón: ¿A ver, qué opina sobre la industria nuclear iraní?

 

El “entrevistado” que ni siquiera sabe dónde rayos queda Irán, no puede quedarse callado y menos aún responder “que no sabe prácticamente nada” porque se supone que “algo debe responder”.

 

Por ello en estos tiempos no progresaría una empresa con el lema comercial que tuvo en sus inicios ARS PUBLICIDAD porque nadie en este mundo permitiría "que otros piensen por usted”.

 

Años después, cuando aquello del “Permítanos pensar por usted” estaba olvidado, en el partido Acción Democrática de los Presidentes Betancourt y Leoni, el lema salió a colación pero de manera despectiva porque ya en esos tiempos habían comenzado a operar los cambios que hicieron del mundo actual un sitio donde mucha gente ahora no se encuentra a gusto porque la mayoría de los humanos nacidos antes de 1980 en realidad no estaban preparados para tanto cambio.

 

Aquel “Permítanos pensar por usted” en los comienzos del puntofijismo venezolano, se lo encasquetaron a manera de guaza los adecos de la Vieja Guardia betancourista a otros adecos más jóvenes que los fundadores, quienes a principios de los años sesenta del siglo pasado se habían enquistado en el aparato burocrático tanto del partido de gobierno como del Estado, y que desde esas posiciones más bien medianas decidían lo que más les convenía a ellos y sus intereses, obviamente sin consultar a los otros adecos que en respuesta a los abusos de estos jovenes los comenzaron a llamar despectivamente como a la publicidad del lema: Grupo ARS.

 

A esa camada de acciondemocratistas, socialistas y democráticos, como he reseñado se le llamó “ARS” en recuerdo de la publicidad pionera en las técnicas del mercadeo científico en Venezuela. La empresa publicitaria que se jactaba de decirles a sus clientes que sus creativos y ejecutivos “pensaban por ustedes”.

 

En realidad el lema expresaba una manera elegante de decirle brutos a sus clientes y relacionados, lo cual podría ser cierto en cuento al dominio de las técnicas del mercadeo, pero, como digo, en los años cincuenta, cuando nació ARS PUBLICIDAD, casi nadie se dio cuenta de esa falta de respeto porque el mundo aún aceptaba cierto tipo de exclusiones.

 

El nombre de aquella publicidad nacida en tiempos de la dictadura perezjimenista vuelve a la palestra en estos días de "revolución" a raíz del episodio en el que los estudiantes, principalmente los que vienen de familias pertenecientes a la clase media, que son casi todos, me refiero a los jovenes que integran la generación que ahora salió a protestar contra las maneras cuarteleras del presidente Hugo Chávez, perdieron la mayor oportunidad que político alguno pudo soñar, luego de organizar marchas y protestas durante más de una semana, y de haber creado grandes expectativas porque a decir verdad el gobierno nacional, antes del episodio de la Asamblea Nacional y el fortfait de los estudiantes opositores, estaba viviendo su peor y más peligrosa hora desde el golpe de Estado de Pedro Carmona Estanga.

 

¿Y cómo no iba a vivir horas de peligro un gobierno dedicado a repartir lo que hay tanto como a obstaculizar la creación de nuevas riquezas, que es lo que hace el socialismo aquí y en todo tiempo y lugar, cuando sus opositores en vez de politicastros son muchachos a los que no se les puede por su edad responsabilizar del pasado como hasta ahora ha sido la principal estrategia de Hugo Chávez para callar a los opositores nostálgicos del puntofijismo?

 

¿Cómo no iban a poner en jaque, aún momentaneamente estos muchachos al gobierno, cuando se trata de estudiantes, grupo humano que en Venezuela tradicionalmente ha sido la némesis del partido militar desde la creación de la república; partido armado que desde 1830 se ha enfrentado al desarmado partido civil por el control del Estado?

 

Por otra parte y volviendo a la actualidad, es sabido que los dirigentes universitarios opositores, cuando inexplicablemente abandonaron el escenario de la Asamblea Nacional, dejaron olvidado –o se los birlaron que es peor porque quedarían como gafos- en medio de las curules que ocuparon, un papel en el que estaba escrito el guión que iban a seguir y que en efecto siguieron desde que entraron a la Asamblea Nacional hasta que abandonaron el patio como digo inexplicablemente. El papel en su última línea tenía escrito a mano una pista que podía identificar a los autores del guión: "ARS PUBLICIDAD".

 

En ese papel se indicaban todos los pasos a seguir por los representantes estudiantiles que días antes parecían muy independientes de cualquier otro poder que no fuesen ellos mismos. Tanto se proclamaron estos estudiantes contestatarios independientes de los políticos que muy orondos y desafiantes mandaron a la porra no solo al gobierno de Hugo Chávez del que reclaman la salida al aire de un canal de televisión y otras cosas más importantes, sino también a todos los partidos y políticos de la oposición. Incluyendo a Manuel Rosales, Julio Borges, Henry Ramos Allup y otros actores menores y demás asomados a los que hicieron bajar de las tarimas y sacaron entre rechiflas de sus marchas.

 

¿Por qué razón esos estudiantes que habrían podido desde la óptica liberal, si esa hubiera sido la trinchera escogida para combatir al socialismo, en vez de la correspondiente a la defensa de un medio de comunicación cerrado por razones tan legales como "políticas", decir muchas cosas interesantes sobre los nefastos efectos del régimen que se quiere imponer en Venezuela... en cambio se hicieron los mudos y no dijeron nada trascendente, salvo generalidades y lugares comunes, cuando tenían una cadena nacional de mediso radioeléctricos para que todo el mundo los pudiera escuchar, antes de abandonar la Asamblea Nacional según estaba previsto en el fulano guión que dejaron abandonado en una de las curules? ¿Era que en efecto estos estudiantes no tenían nada que decirle al resto del país? !No lo creo¡

 

¿Por que razón sucedió qué al salir a la calle y ser objeto de amenazas de parte de las abusadoras barras chavistas, en vez de enfrentar a los malandros con la firmeza de quien tiene la razón, cayeron los estudiantes opositores en la trampa de montarse en unos camiones de la Guardia Nacional para dejar el terreno protegidos por el poder que combaten?

 

¿Por qué razón no dejaron ingresar al Hemiciclo de la Asamblea Nacional a dos estudiantesa, una de la USB y otro de la UCV, ambos militantes de RESISTENCIA CIVIL, junto con el resto de los que iban a participar en el debate? ¿Sería porque ni Estefanía Molina ni Ernesto Soltero ibana seguir el guión que aparentemente prepararom en ARS PUBLICIDAD y no abandonarían el escenario porque ninguno de los dos iba a desaprovechar la oportunidad de decirle al país que ante los males de medio siglo de socialismo solo funciona una reforma liberal?

 

Sobre esa materia sólo se pueden aventurar “opiniones” o "conjeturas" y a mi juicio la más sólida de esas elucubraciones se relaciona con los hechos que llevaron a la caída de los partidos políticos como medio para articular coherentemente los deseos de la población.

 

Me parece que los dirigentes estudiantiles se movieron dentro de un círculo vicioso que en síntesis comienza a trazarse en el mismo momento en que los partidos y movimientos políticos venezolanos, antes de convertirse en las caricaturas que son hoy día, abandonan la formación de su militancia y los jóvenes interesados en la política comienzan a recibir una especie de "formación chatarra” que se les imparte desde los grandes medios de comunicación porque como digo los partidos olvidaron instruir a su militancia en las ideas básicas que los definen ante el país y el resto del mundo, y por ende le dejaron el campo libre a los medios de comunicación para que disparataran al suplantar a los partidos y movimientos mpolíticos porque para eso no sirven.

 

Los viejos y nuevos partidos cayeron víctimas no solo de su incapacidad para renovarse, ofrecer algo interesante al país y también de la corrupción de sus directivos; sino que igualmente se derrumban como consecuencia del bombardeo mediático que desde algunos programas de la TV y la radio se venía haciendo sistemáticamente desde los años noventa del siglo pasado sobre estos partidos y sus dirigentes.

 

Si esos viejos y nuevos partidos no tienen nada que decirle al país y si a su vez los bombardean quienes desde los medios intentan conducir a los gobiernos como si se tratara de cosas de su propiedad, entonces estamos ante una situación similar a la del “muchacho llorón y la madre que lo pellizca”. !Así se cae hasta la terca Torre de Pisa¡

 

No cometería la injusticia de pedir la cabeza de estos jóvenes que salieron a la calle en un país en el que hay motivos para hacerlo. Por el contrario hay que alentarlos en su lucha y acompañarlos en el rechazo a la politiquería.

 

Pero por otra parte es prematuro aventurar conjeturas sobre el devenir de esta generación que algunos abusadores calificaron como “superboba” o “de silicona” en alusión a las operaciones de cirugía estética que ahora se han popularizado y que yo en lo particular no critico porque me parece que es parte del avance humano.

 

Diría que hay que darle tiempo a que esos jovenes maduren sus proyectos porque esa generación tiene por delante muchas décadas de lucha y aún están a tiempo de enderezar las cargas.

 

Más temprano que tarde los jovenes entenderán que sus problemas no son los del señor Granier y que para debatir sobre la libertad de expresión hay que criticar tanto a los gobiernos que en la práctica censuran a quienes les niegan las fulanas "concesiones" para operar radios y televisoras... como a los periodistas convertidos en actores políticos que también censuran a sus invitados, caso extremo el de Miguel Angel Rodríguez que de boca para afuera pedía libertad de expresión pero que mientras estuvo en RCTV en la práctica censuró a todo el pensamiento liberal venezolano porque a su programa jamás invitó a nadie que desde esa óptica pudiera discrepar tanto del gobierno como de la oposición mediática.

 

Sí, como digo, a los jovenes no se les debe crucificar por el error cometido, pero tampoco puedo seguirle la pista a los periodistas –y por lo visto a los publicistas que ahora se convirtieron en actores políticos- que pretenden esconder la inmensa metida de pata de estos estudiantes que, aconsejados según parece por la empresa del “permítanos pensar por usted”, dejaron perder la mejor oportunidad de hablarle al país al creer que la política se maneja como el Circo del Sol, con puras poses y formas y sin mucho fondo.

 

¿Cree el lector que digamos Rómulo Betancourt –o Hugo Chávez que en 1992 aprovechó al máximo la oportunidad del “por ahora”- habría perdido semejante boche de la cadena nacional que les pusieron a estos muchachos, para explicar sus planes, proyectos e ideas más allá de las meras críticas a lo que otros hacen? ¡Jamás de los jamases porque para bien o para mal tanto Betancourt como Chávez –también Caldera que no desaprovechó su hora cuando habló el 4 de febrero de 1992 en el viejo Parlamento- eran políticos que tenían ideas, planes y proyectos amén de ambiciones y unas organizaciones que se llamaban partidos¡

 

!No eran solamente líderes “mediáticos”¡

 

Quienes estúpidamente hicieron que los dirigentes estudiantiles perdieran la gran oportunidad que les dieron y que no se va a repetir, fueron los publicistas que por velar solamente por sus mezquinos intereses –hay socios de ARS que son también socios de RCTV- le aconsejaron a los muchachos pujar y pujar durante una semana... para parir semejante ratoncito.

 

Ante un hecho de tal naturaleza, aún recordando que no me cuento entre los que se regocijan ante la metida de pata de los jovenes y que tampoco estoy dispuesto a que los politiqueros profesionales crucifiquen a esta generación que acaba de salir a la palestra, si digo que lo peor sería quedarse callado porque así nunca se enderezarán las cargas y por ello se impone recordarle a los estudiantes -o a quien sea- que si las instituciones del Estado están secuestradas por una facción política afecta a un solo hombre... entonces con mayor razón para enfrentar semejante situación solo queda la lucha ideológica... la de los liberales libertarios, no hay otra.
















3erPolo