Make your own free website on Tripod.com








Domingo Alberto Rangel M.

¿Quién prendió la "mecha larga"?: Obvio, las malas influencias que gravitan sobre el Presidente














Domingo Alberto Rangel M.





3erPolo
















domingo_rangel_bn3c.jpg

 

 

 

La rebelión del estudiantado universitario, o de una fracción importante del mismo para ser precisos, es a mi juicio el más peligroso momento que vive el gobierno del comandante Hugo Chávez desde los días del golpe de Pedro Carmona y el paro petrolero.

 

Lo curioso es que este embrollo, que puso al gobierno contra la pared, es que no ha sido originado por la oposición sino que es hechura del Presidente quien se metió en su propia trampa el día de Los Inocentes del año pasado, cuando sorpresivamente anunció con fecha fija, desde un cuartel, que pensaba sacar del aire a RCTV.

 

Apartando el mal gusto que significa arruinarle el fin de año a los empleados del canal de la Radio Rochela,  porque el Presidente pudo escoger otra fecha para hacer su anuncio, apartando ese detalle racionalizo la malcriadez de Hugo Chávez el Dís de los Santos Inocentes, interpretando que el ciudadano Presidente en parte cayó víctima de su propio estilo de hacer las cosas y que el resto de la responsabilidad creo que se le debe anotar a la cuenta de la influencia que sobre Hugo Chávez ejerce su homólogo cubano Fidel Castro Ruz.

 

Ya sabemos que a veces el primer magistrado venezolano es incapaz de callar todo lo que piensa y suelta lo que tiene entre pecho y espalda, muchas  veces sin necesidad como ocurrió el 28 de diciembre pasado cuando anunció sus planes contra RCTV, alertando a los afectados y violentando todas las recomendaciones de los estrategas militares, con cinco meses de antelación.

 

Ojo, no recomiendo que el gobierno ha debido anunciar que no se iba a renovar la concesión de RCTV el día anterior a la salida del aire del canal que fundaron los Phelps hace 53 años, solo digo que parte de la rebelión de un sector del estudiantado se alimenta en las maneras del Presidente que no debió imitar a los guapetones cuando anunció la salida del aire del canal de 1BC.

 

También sostengo que con o sin planes de “mecha larga” este es el momento más difícil para un gobierno que no se acaba de consolidar porque cada vez que obtiene una victoria electoral, a los pocos días el Presidente arremete contra un sector de la sociedad invitando a que los opositores se pongan en pie de lucha por defender sus derechos y contra las maneras cuarteleras del primer mandatario.

 

En ese sentido digo que si bien es cierto que merced al régimen de concesiones que la sociedad venezolana se ha calado desde que Juan Vicente Gómez cerró la primera radio en Venezuela, es y será "legal" la medida mediante la cual el gobierno decide dejar a RCTV sin el permiso para trasmitir en señal abierta, no por ello es menos cierto que los jovenes, más allá del sector estudiantil, tienen pleno derecho y muchas razones para protestar ante el futuro que tienen por delante.

 

Por eso señalo en parte como encendedor de “la mecha”,  al estilo cuartelero que privó en todos los episodios que terminan con la salida de RCTV del espectro de señal abierta; y que en ese estilo también priva la imagen idealizada que el comandante Chávez tiene de su homólogo Castro Ruz.

 

¿No es para protestar y para tomar la calle el temor legítimo de jovenes y viejos a que la TV venezolana, por muchos errores que tenga su estilo y programación, termine siendo un clon de la aburridísima televisión cubana que aparentemente es lo que propone el Presidente?

 

A ese respecto no creo que la sociedad venezolana deba llamarse a engaños: Motivos para que los jovenes protesten los hay y más potentes incluso que el caso de RCTV o la libertad de expresión que en Venezuela la hay como en casi todo el mundo.

 

El problema estriba en que por una parte el Presidente insiste en llevar al país a lo que él llama “Socialismo del Siglo XXI”, contra al menos un 40 % de la población que no votó por él, mientras que por otra su admiración por el modelo cubano, que no tiene prácticamente nada que ofrecerle al mundo actual, es demasiado grande como para que la juventud no se sienta amenazada en su futuro.

 

!Si la rebelión estudiantil termina en un verdadero debate -que no es la parodia que vimos en la TV- ojalá y los jovenes no sigan tras espejismos que idealizan por una parte la Cuba fidelista y por otra el pasado irresponsable en el que terminó el puntofijismo; ojalá y los muchachos sepán mantenerse libres de las influencias circences que a diario y como ejemplo de la acción política, se dictan como moda desde algunos porgramas de la TV sobre todo; ojalá puedan contrastar los espejismos del pasado con las ideas frescas y prácticas del capitalismo liberal y popular, ojalá y en medio del debate le puedan decir las mayorías que ni son revolucionarias ni escuálidasm a unos y otros, que hay mejores maneras para gobernar el país en bien de la gente trabajadora y productiva¡

 

!Las maneras del liberalismo, único contrato social que garantiza crecimiento económico e igualdad ante la ley¡
















3erPolo