Make your own free website on Tripod.com








Domingo Alberto Rangel M.

Los policìas heridos en Mèrida y la Autonomía de los vivos...














Domingo Alberto Rangel M.





3erPolo
















domingo_rangel_bn3c.jpg

 

 

 

Del perro macho dicen que solo en una oportunidad se le puede castrar.

 

Esta advertencia sin embargo no atañe a los políticos viejos porque tales señores al tiempo de capados les renace el órgano como a los tuqueques y en la primera oportunidad lo arriesgan nuevamente.

 

Así vimos a Teodoro Petkoff rompiéndose las vestiduras a causa de la Autonomía universitaria. Como en los viejos tiempos de jefe guerrillero cuando su cuartel general estaba en la UCV hace cincuenta años.

 

Hablemos claro: La vieja Autonomía del puntofijismo por la que el candidato y otros se rasgan las vestiduras se acabó con la llamada Quinta república y el asesino se llama Hugo Chávez.

 

¿Acaso los rectores del siglo XXI pueden hacer con el presupuesto lo que les viene en gana después que el Presidente nombró un Ministro para la Educación Superior que es quien autoriza y revisa los gastos?

 

Con las viejas Federaciones de Centros Universitarios sucede algo similar porque allí mandaban los estudiantes profesionales que tardaban décadas para graduarse, cantera de cuadros de la revolución bonita porque de las universidades nacionales salieron ministros, diputados y embajadores del actual gobierno, pero como todo se acaba, al caer esas instancias en manos de la oposición ya no gozan de los privilegios de antaño cuando el acuerdo entre adecos y copeyanos permitía que la otra izquierda manejará los presupuestos universitarios como si se tratara de un montepío a condición que dejarán a blancos y verdes hacer lo propio con el presupuesto nacional.

 

A nadie le importan las malas consecuencias de esta Autonomía de vivos como el bajo rendimiento académico de las universidades autonómicas o los magros resultados de las investigaciones que allí se llevaban a cabo.

 

De todas maneras los políticos universitarios enchufados en la Autonomía estaban y están felices siempre que los doten de "recursos" y "recompensas". Otro cantar es la posición del pueblo que indignado reaccionó contra esta y otras la vagabunderías para llevar a Hugo Chávez al poder creyendo ingenuamente que los problemas del país se solucionaban con más socialismo. Peor fue el remedio porque  seguimos en lo mismo pero con otros "actores" y es la misma línea de pensamiento lo que proponen los defensores a ultranza de la vieja Autonomía universitaria, estén con el gobierno o con “la oposición”.

 

Pero, hablaba de Autonomía universitaria, popular fetiche que no se atreven a cuestionar ni los defensores del gobierno, enfrentados a estudiantes universitarios que se amparan en la Autonomía sin límites para portar metralletas en el campus. Ellos no se atreven a criticar el fetiche, pero uno sí.

 

A este respecto y para organizar con algunas ideas el debate propongo las siguientes preguntas:

 

¿Por qué la policía no puede ingresar a una universidad autónoma pero lo puede hacer a una privada o a un kinder?

 

¿Alguien ha calculado los millardos que se pierden en los disturbios estudiantiles todos los años?

 

¿Quién contabilizó muertos, heridos, clases perdidas, y bienes destrozados?

 

Lo visto en la ULA no le permite tomar partido a la gente decente. Al menos no, si queremos comenzar a resolver los problemas del país llamado Venezuela.

 

En un lado del ring encontramos un gobierno que todo lo quiere controlar, y por el otro, eternos estudiantes, envejecidos en las universidades autónomas, y que armados de metralleta luchan por sus intereses personales porque de eso se trata.

 

¿No le parece extraño a los lectores que este tipo de bataholas no se den en las universidades privadas, donde también hay pugnas por las elecciones estudiantiles pero los dirigentes no se apropian de vehículos, oficinas, pasajes, viáticos, comisiones originadas en las compras del comedor amén de otras prebendas escamoteadas del presupuesto universitario? ¿Es eso justo o conveniente?

 

La reforma de Córdoba democratizó la vida universitaria pero dejó en herencia la Autonomía que tanto daño ha causado en América Latina donde los líderes del futuro se corrompen antes de egresar, si es que alguna vez lo hacen porque según uno ve el señor Nixon Moreno piensa pasar la vida en la ULA y está dispuesto a defender su privilegio UZI en mano. Sus contrapartes chavistas piensan de la misma manera y lo único que les molesta es no poder controlar las FCU porque este gobierno carece de apoyos en esos lares.

 

 

!Esa es la verdad¡

 

El debate sobre los sucesos de la ULA no puede copiar  viejos argumentos que Petkoff y otros dirigentes tanto del gobierno como de la llamada “oposición” recitaban en la UCV hace medio siglo y los primeros que deben entender esto son los verdaderos profesores y estudiantes que no deberían aceptar la manipulación que es ponerlos a escoger entre el cáncer y el SIDA.

 

Reformando la Autonomía a los fines de buscar la meta de mejorar el rendimiento universitario en pro de los muchachos alejará de las FCU a unos y otros vagabundos que dejarán de ver las universidades como un gran botín donde se puede meter la mano.

 

Para ello se debe abrir un gran debate que incluya a la gran mayoría de estudiantes que solo quieren aprender y no se sienten representados por estos pillos que disputan metralleta en mano por gozar de privilegios vitalicios.

 

Al gobierno se le debe decir que deje las universidades en paz, pero, a los Nixon Morenos, que los hay en cantidad en las universidades autónomas, que se gradúen de una vez, que vayan a trabajar y que vivan con lo que producen, no con lo que le sacan al presupuesto de unas universidades que por culpa de tanto mediocre se han quedado rezagadas en el tiempo.

 

Así las cosas.
















3erPolo