Make your own free website on Tripod.com








Domingo Alberto Rangel M.

Las primarias de Sumate














Domingo Alberto Rangel M.





3erPolo
















domingo_rangel_bn3c.jpg

 

Respecto al debate abierto por María Corina Machado cuando convoca primarias para elegir al “candidato único de oposición” es importante aclarar que en ese torneo, en caso que se de, no se escogerá al venezolano que derrotará al Presidente, porque eso no va a ocurrir.

Y no va a ocurrir mientras los aspirantes al cargo de Hugo Chávez sean los protagonistas de la Coordinadora ahora en eterna reedición.

 

Además añádale a ese hecho el que los candidatos se presentan con las mismas mentiras a falta de programa de gobierno para enfrentar al socialismo.

 

Lo que está en juego tampoco son los votos que estos candidatos puedan juntar –escuálidos votos que son pocas cosas frente al rechazo de un gobierno que nos ha empobrecido-.

 

Es obvio que el objetivo de María Corina y sus amigos no son los pocos votantes que se puedan presentar a las primarias sino secuestrar mediante ese mecanismo a la muchedumbre de venezolanos que asqueados de gobierno y “oposición” concluyen que mejor es abstenerse en diciembre a darle apoyo a quien no lo merece.

 

LOS “NI, NIS” SIGUEN SIENDO MAYORIA

 

Esa muchedumbre de “ni, nis” es la primera mayoría del país. Pero, recapitulando acerca de cómo se llegó al día de hoy, refresco que en diciembre Henry Ramos le birló astutamente a Sumate la paternidad de la abstención.

 

Criatura que Mary Cory trajo al mundo y alimentó a lo largo del 2005.

 

Año en el que como recordaran los lectores, desde los medios ayudaron a que los argumentos de Sumate sonaran como verdades en todos los programas de opinión, usando las técnicas de lavado cerebral que utiliza el gobierno cuando vende las bondades del socialismo.

 

Así fue como lograron que muchos venezolanos culparan de sus males a las capta huellas y los rectores del CNE, en vez de culpar al socialismo y a sus secuelas que son el desempleo, el costo de la vida y la inseguridad por las miserias que se viven. Culpar y buscar soluciones diría uno.

 

Pero el 2006 Mary Cory previsora se adelantó antes del comienzo de la campaña, apalancada por los medios, y lanza las primarias cual mantra envenenado para que todos lo repitan.

 

PRIMARIAS INMORALES

 

Aparte de la inmoralidad que es poner a competir en la misma carrera a socialistas y estatistas con quienes no lo somos porque no creemos que sea Hugo Chávez el causante de las miserias sino sus ideas equivocadas.

 

Dejando de lado ese escollo y otros como que la gente no va a votar en unas primarias para que el gobierno discrimine a los votantes con listas como la de Tascón mientras los jefes de la maldad negocian en la trastienda.

 

Apartando esas minucias, hay más trampas en la propuesta de Sumate.

 

Sucede que quienes participen en las primarias quedan obligados a endosar su libertad al firmar un acuerdo mediante el cual el participante acepta ser esclavizado por el oportunismo y la ambición de Maria Corina, quien en adelante será la que diga cuando hay que pelarle los dientes al CNE y cuando llegó el tiempo de retirarse porque “no hay condiciones”.

 

Pero, tampoco es un asunto de “condiciones” sino de votos y como votos no hay Sumate no participará a la final y lo hará saber a gritos para dar a entender que los abstencionistas siguen sus consejos.

 

¿Que hacer?: Primero mantener la sindéresis y rechazar la voltereta de quienes el año pasado condenaban el REP y ahora convocan primarias con ese instrumento contaminado.

 

Luego explicarle a los desesperados que una cara bonita o “unitaria” no va a derrotar los males del socialismo que son los mismos en cualquier siglo: Frente al estatismo empobrecedor solo funciona el capitalismo de libre mercado, que es el de los pobres, de los que nada tienen aparte del ingenio y los deseos de progresar.

 

Un capitalismo humano y que no tenga nada en común con el mercantilismo de los políticos y grandes empresarios venezolanos porque eso equivale al fracaso anunciado.

 

El programa para liberar a Venezuela es diferente al de Chávez y al de los candidatos de las primarias que serán opositores pero también son engendros del sistema que fracasó en la Cuarta y en la Quinta. El programa libertario tendrá que concentrar al Estado en lo que mejor sabe y debe hacer.

 

Librarlo del peso innecesario con privatizaciones populares para que la gente se enriquezca en vez del Estado y sus mandamaces.

 

Un programa que separe la sociedad civil del presupuesto para que los privados puedan crear riqueza y crecer sin injerencias de la politiquería.

 

Un programa que dignifique a los pobres mediante la capitalización directa y la entrega de bonos para atender necesidades de educación, salud y vivienda.

 

Bonos canjeables en instituciones privadas.

 

Como los primates de las primarias no llevarán adelante un programa de esta naturaleza porque son estatistas es mejor decirle la verdad a la ciudadanía y no engañar a nadie: ¡Con esa gente “ni a la esquina”! En cuanto a las condiciones tampoco son tan importantes.

 

NUESTRAS CONDICIONES

 

Chávez ganó  sin tener un representante en el CSE.

 

Por lo tanto mejor sería exigirle a los medios que les den el mismo trato a todos los candidatos a fin de que la gente pueda escoger su Presidente con libertad. A los públicos y privados.
















3erPolo