Make your own free website on Tripod.com








Domingo Alberto Rangel M.

Judas en versión CNN














Domingo Alberto Rangel M.





3erPolo
















domingo_rangel_bn3c.jpg

 

 

 

En estos días, cuando el mundo occidental recuerda la pasión y muerte de Jesús de Nazareth, la cadena mundial de televisión CNN pone a la disposición del público veintisiete pergaminos, datados ciento ochenta años después de la crucifixión que dio inicio a dos mil años de cristianismo.

 

En ellos se afirma que fue el Nazareno quien le habría girado instrucciones a su más querido discípulo, el conocido Judas Iscariote, para que le denunciara ante las autoridades romanas de ocupación como parte de un complot de mayor alcance.

 

¡Jolines¡

 

Dejando de lado la mala fe con que actuaron los jefes de CNN cuando al irrespetar las creencias de mil trescientos millones de seres humanos, se han aprovechado de la Semana Santa para usar estos días de asueto cual rampa de lanzamiento de una jugada que pone Jesús como otro demagogo más; apartándonos de tales consideraciones, si acoto de todas maneras que esta manipulación mediática, evidente, a pesar de que en Venezuela ni Don Balta ni Don Mario, enredados en sus reclamos al Cesar, la protestaron desde el punto de vista religioso, aún cuando ambos son obispos católicos, de todas maneras la manipulación de CNN nos pone a los cristianos a hacernos preguntas como ¿qué sería de uno de no mediar la Fe que allana el camino de la razón cuando se tratan asuntos sobrenaturales?

 

La respuesta a tal divagación es sencilla ya que ni los católicos de misa diaria sabrían a que atenerse frente a la manipulación y en ausencia de la Fe que mueve montañas porque estos “Evangelios” de CNN, que son mucha propaganda y poca información, tanto como las consideraciones sesgadas de la profesora Colomina o del gigantón de La Hojilla, se presentan empaquetados de tal manera que solo pocas personas entre los televidentes son capaces de poner en tela de juicio, con razones y no emociones, lo que CNN presenta con empaquetamiento de “verdad”, sin aportar pruebas y sin aceptar discrepancias.

 

Sucede que la mayoría de los usuarios de este tipo de programas, atontados con la manipulación, terminan aceptando como moneda sana lo que a todas luces parece una información sesgada, muy propia de la era de oro del imperio Romano, cuando los Antoninos gozaban de paz y estabilidad y no faltaría quien, inventando historias y forjando documentos si fuese preciso, se prestara para poner una piedra en el camino ascendente de una religión como el Cristianismo que en ese entonces amenazaba la estabilidad del sistema que en ese entonces era el Romano.

 

Lo que apenas menciono por lo corto del espacio, viene a ser parte de la mayor preocupación que desvela a quienes pensamos que la libertad es, después de la vida, el mayor atributo del ser humano. Es cierto que una dictadura encarnada en quien tiene todos los resortes del poder público en sus manos es peligrosa.

 

Si, pero, tanto o más peligrosa es una dictadura en la que desde la TV y la radio se dirigen masas atontadas mediante el uso de cortinas musicales diseñadas por músicos y sicólogos muy bien pagados, cuyo trabajo tiene implícito el objetivo de adormecer el pensamiento crítico y la razón de los ciudadanos de sesos menos firmes para conseguir que los adormecidos terminen acompañando intereses que impulsan los medios y no los suyos propios, como es de esperar en una democracia.

 

Esta aberración como comprenderán se logra merced de la manipulación psicológica ya descrita y viene acompañada de la manipulación gestual que es la parte que juegan los periodistas y locutores (as) encargados de presentar propaganda como si se tratara de noticias o informaciones. Acción que se ve en muchos noticieros y programas de opinión venezolanos, cuando los confabulados leen o recitan sus paparruchas ante los micrófonos, con aires de superioridad, a sabiendas que con la ayuda de la musiquita y ante la ausencia en el estudio de al menos un invitado que se atreva a contradecirlos... la paparrucha tiene probabilidades de pasar como “verdad irrefutable”, al menos para el usuario más desprevenido.

 

Este hecho es lo que explica que tales usuarios terminen en su mayoría creyendo que todo lo que se dice acompañado de musiquita “es verdad” y que “la noticia” es “lo que está pasando”, cuando muchas veces no es así: ¿Judas, una víctima?

 

¿Y donde quedan los treinta denarios y todo lo trascendente que hace al cristiano actuar bajo parámetros morales?

 

Ignoro que pensaran los lectores pero para mí a Judas quien lo perdona es Dios y no CNN que de todas maneras seguirá presentando al público medias verdades disfrazadas de objetividad en una operación similar a la que las televisoras adelantan cuando con utilería disfrazan de realidad los sets donde hacen sus programas.

 

A Dios gracia aún no existe Ley Resorte en la prensa escrita y puedo hacer uso de mi libertad para decir: Carajo, para mí lo que plantean en CNN como el Evangelio de Judas es tanto como exigirle jugadas de billar de tres bandas a un buen señor acostumbrado a tirar bolas criollas.

 

De todas maneras este tipo de manipulaciones mediáticas sin duda van a salpicar todo el siglo XXI, siglo que bien merece la letra de un tango como Cambalache, porque si el siglo XX fue “problemático y febril” este ya se vislumbra peor.

 

¿DE "LUTO" ANTES DE IRSE A LA PLAYA?

 

Parte de lo dicho acerca de manipulaciones mediáticas quedó en evidencia cuando los medios masivos presentaron jóvenes en actitud de hacerse pasar por dolientes de los últimos asesinados, justo ahora cuando en sangrienta seguidilla han matado personas útiles, sanas y notorias, como el caso del señor Sindoni, o muchacos inocentes como los Faddoul y el señor Rivas o el fotógrafo de El Mundo, diciendo que “tenían miedo hasta en sus casas” como si se tratara de anacoretas que por primera vez salen a ver el mundo. El colmo a la falta de respeto fue declararse “de luto”… poco antes de salir corriendo a la playa más cercana… como debe ser porque se trata de jovenes, manipulados, desde luego.
















3erPolo