Make your own free website on Tripod.com








Domingo Alberto Rangel M.
Con demócratas así: A deslindarse del aventurerismo...













Domingo Alberto Rangel M.





3erPolo
















domingoinformal11.jpg

 

 

 

Alguna vez el presidente Herrera afirmó que los ex mandatarios eran "unos jarrones chinos" porque nadie sabía donde ponerlos.

Acuñó la frase cuando estaba en funciones como Jefe de Estado y los antecesores Caldera y Pérez, ambos buscando segundas presidencias, hacían lo imposible por desestabilizar la república en provecho de sus propios intereses.

Traigo a colación la frase de Herrera Campins porque estamos pasando peligrosos momentos de confusión y uno de estos jarrones chinos, sin querer queriendo como El Chavo, fortalece al gobierno a causa de sus actuaciones irresponsables.

A Carlos Andrés Pérez no le faltan riquezas, por más que muy cínico repita que "el dinero y la tos no se pueden esconder", además le sobran amigos importantes en Washington y Miami, aun cuando en esta última ciudad fue hostilizado por venezolanos que consideran que a causa de las corruptelas de C. A. Pérez  heredamos la difícil situación por la que pasa Venezuela.

Tampoco le faltan al ex presidente deseos de volver al poder aun cuando insista en que eso no es así.

 

EL ALIENADO DE "LA ROMANA"

 

Lo cierto es que este jarrón chino, exiliado en República Dominicana, una vez más está a punto de fortalecer al gobierno de Hugo Chávez al servirle con sus manejos inexcrupulosos, de excusa ante su propio fracaso -el de Chávez-, estropeando de paso la posibilidad, por lejana que parezca, de que mediante un revocatorio democrático, constitucional y pacífico se  superen las desaveniencias políticas y comencemos los venezolanos a reencontrarnos con el camino al empleo y la prosperidad que se comenzaron a perder precisamente cuando en el primer gobierno de C. A. Pérez se adelantaron políticas que sembraron el inmenso caos actual.

A sus ochenta años el ex presidente Pérez sigue tan alienado de la realidad como ya lo era en su segunda presidencia cuando fue incapaz de prever el golpe que le estaba preparando un desconocido comandante de nombre Hugo Rafael Chávez Frías.

Hundido en sus propios intereses no para Pérez de jugar a las aventuras, asunto que aprendió en Centroamérica durante su juventud, cuando coincidió en Costa Rica con el también joven para la época Fidel Castro Ruz.

 

COMO EL ESPÍA SALAZAR

 

Para muestra un botón: Es conocido entre los círculos que manejan información confidencial que el ex presidente Pérez con especial énfasis invitó a la boda de su hija una persona cercana a Fidel Castro, fastuoso evento que la prensa dominicana comparó por el nivel de gastos y la calidad de los invitados con los matrimonios organizados en el Miami y Nueva York por dos magnates venezolanos para sus vástagos.

Esa invitación especial -la del amigo de Fidel Castro- se hizo con el motivo de trasmitir al barbazas cubano un mensaje de estilo mafioso que merece un Mario Puzzo venezolano capaz de plasmar para la historia el alcance que tienen la ambición y la maldad: "Hay gente muy poderosa que está dispuesta a salir de Hugo Chávez como sea" le dijo Pérez a este invitado especial, "están dispuestos cometer un magnicidio y a mi no me escuchan", pero son "amigos" y me han pedido trasmitirle a Fidel Castro que si el Servicio de Inteligencia cubano "colabora", están dispuestos a continuar los envíos petróleo a Cuba una vez desaparecido Chávez.

Irresponsable como ha sido y acostumbrado a decidir por los demás, a C. A. Pérez le pasó como al espía Salazar: Castro y Chávez conocían el mensaje de antemano y la respuesta nos puede salir cara a todos los que ni nos queremos ir de Venezuela ni nos podemos dar el lujo de exiliarnos en "La Romana".

De no ser el hecho tan grave valdría la pena salir de la charca escribiendo un "fin de la cita" sacado de la jerga judicial.

Pero lo es y gravísimo porque allí está la explicación de la súbita salida de Hugo Chávez rumbo a La Habana a una cumbre de países desérticos en la cual no lo esperaban, de allí la suspensión del viaje a los Estados Unidos, el cambio del embajador dominicano y la nueva bomba que explotó frente a Miraflores.

A C. A. Pérez le debemos la semilla del mal que carcome los ahorros que tienen los venezolanos en moneda nacional: La devaluación que ya aparecía desde 1974 cuando el bolívar deja de ser canjeable por oro, pero que se aceleró con la nacionalización de la única industria generadora de dólares que en esta Venezuela es el petróleo.

Pérez nos debe el bochinche en las Fuerzas Armadas por haberlas prostituido, bochinche que nos dejó en herencia la logia militar que actualmente gobierna a Venezuela y bochinche que aprovechó aumentándolo el actual Presidente.

Y allí estriba el peligro de las aventuras de Pérez, porque el expresidente no es un ciudadano común sino uno de los venezolanos más poderosos, tan poderoso e inmoral que se siente más allá del bien y el mal y no le importa desestabilizarnos más allá de lo que ya lo estamos; buscando "una parada" que le lleve de regreso al poder máximo que en los países donde se ejerce el estatismo es la Presidencia.

Finalizo el punto recordando que los países desestabilizados, como el nuestro, frecuentemente cambian de dirección, de una mala a otra peor y en términos sencillos estas "aventuras" nos pueden llevar a una dictadura, a la guerra civil y, con seguridad a mayor grado de pobreza.

 

REMEMBER CARMONA

 

Uno carece de la fuerza necesaria para exigir cierto orden en el desbarajuste, pero, aún así compartimos por responsabilidad la observación de que la oposición como tal, al carecer de programa y de políticas frente al creciente estatismo del gobierno, termina siendo víctima, por la indefinición de sus acciones, de cuanto aventurero o aventurera juega a la política para favorecer sus intereses personales.

 

CÁLLATE CARLOS ANDRÉS

 

Carlos Andrés Pérez merece que lo manden a callar, que se quede fuera del país disfrutando los millones mal habidos y que se dedique a fabular escribiendo sus memorias porque la verdad es que este "jarrón chino" hace mucho tiempo que desentona con los destartalados muebles que forman parte de la decoración venezolana y no tiene ningún derecho, él, que se largó al exilio dorado, a pretender que por sus apetitos de poder, por sus estupideces seniles y otras ingenuidades como el criminal mensaje que le envió a Castro, se pongan en peligro los esfuerzos de mucha gente para buscar consensos y claridad a los fines de enderezar, o comenzar a enderezar, un país llamado Venezuela.

En la oposición habrán nuevos deslindes, entre el pasado y el futuro, entre la democracia y el golpismo terrorista y entre los estatistas y quienes están dispuestos, como estamos en el TERCER POLO, a dejar que la gente trabaje en paz, se enriquezca y permita que otros lo hagan por medio del trabajo honesto.

Estos deslindes son necesarios porque como enseña la Biblia a fin de cuentas la semilla se mantendrá unida y eso es lo que importa, no los proyectos personales.

Buena meta para un milenio que comenzó con mal pie.

 

MOSCA CON EL REGLAMENTO

 

Pronto el CNE aprobará un nuevo reglamento para normar los referendos.

Los Rectores están en su derecho pero no pueden excederse.

Por parte nuestra nos parece que hay obstáculos y obstáculos.

Unos son superables y otros simplemente intolerables.

No es un imposible recoger las firmas en planillas del Poder Electoral y en sitios acondicionados para ello.

Resultaría en cambio intolerable que el reglamento dote a los funcionarios del CNE de una discreccionalidad que debe ser para el ciudadano.

La ley debe ser explícita en cuanto al ¿cómo? ¿cuándo?  ¿dónde? y  ¿quiénes?

Los lapsos, sitios de recolección y persona autorizadas como testigos, sin distingo entre partidos y sociedad civil, deben quedar claros en el reglamento.

De lo contrario se debe impugnar el mismo ante los tribunales competentes.
















3erPolo